Política

Se desdice MAYL de su promesa en pleno proceso electoral y por "ajustes" no dejará dinero en la caja a su sucesor

septiembre 12, 2018

A pesar de que en mayo pasado el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, presumió la fortaleza de las finanzas en Veracruz que le permitirían dejar dinero en caja, cuatro meses después y tras la derrota de su hijo en la elección a gobernador, ahora cambió de postura y señaló que no se dejarán recursos a la próxima administración estatal.

Sobre el caso de la deuda con los proveedores, reconoció que existe un pasivo, sin precisar la cifra, ni tampoco la fecha de liquidación.

Aunque el pasado 18 de mayo, y en medio de encuestas que apuntaban a un triunfo de su hijo para sucederlo en la elección, manifestó que dejaría dinero a la siguiente administración, ahora rechazó tal posibilidad, al justificar que hubo ajustes en las participaciones federales durante el mes de julio.

De esta forma, señaló que no habrá de dejar recursos al gobierno que encabezará Cuitláhuac García Jiménez a partir del próximo 1º de diciembre.

Al instalar el Comité Ciudadano para el proceso entrega-recepción, el mandatario estatal resaltó por primera vez se contará con la participación de personas externas al gobierno para supervisar la transición y podrán preguntar lo que deseen; no podrán hacerlo público, pero aún así aseguró habrá transparencia.

Con cerca de 80 días para concluir su administración, dio a conocer la existencia de una deuda de 30 mil millones ante al Sistema de Administración Tributaria (SAT), debido a que durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa se retuvieron las cuotas del Impuesto Sobre la Renta, pero nunca se pagaron.

En este sentido, dijo que ya existe un acuerdo con el SAT para el pago de 17 mil millones de pesos, donde cada mes, la Secretaría de Hacienda les aplica descuentos.

En el caso de los otros 13 mil millones de pesos, detalló que corresponden de igual forma a descuentos hechos al magisterio y no entregados al SAT, pero en este caso en particular hay un litigio en tribunales, para que el gobierno de Veracruz no tenga que pagar ese monto.

También aprovechó la reunión para dar a conocer que los créditos a corto plazo que solicitó en diciembre del año pasado ya han sido cubiertos, aunque no se exhibió el documento que así lo acredite.

Yunes Linares garantizó que tales créditos a corto plazo han sido liquidados, por lo cual su gobierno no heredará más deuda, salvo el caso de los proveedores, de la cual no detalló ni el monto, ni tampoco la fecha para ser liquidada.