Municipios

Organizan en Córdoba el Primer Foro de Seguridad

septiembre 11, 2018

Córdoba, Ver.- Entre gritos, reclamos y hasta "mentadas", se realizó el Primer Foro de Seguridad en Córdoba, el cual registró poca asistencia. Entre las peticiones destacó la exigencia de la renuncia de la alcaldesa Leticia López y la salida del Mando Único, esto en medio de un ambiente tenso que casi llevaba a la cancelación del evento. A ello se sumó el desaire de las autoridades federales y estatales; se preveía la llegada del secretario de Seguridad Pública Jaime Téllez Marié, quien no atendió la invitación.

Después de que hace una semana se registrara el asalto a un empresario, calificado por sus conocidos como honrado y trabajador, se desató en redes sociales una lluvia de reclamos en contra de las autoridades. Hubo quienes fueron más allá y exigieron la renuncia de la alcaldesa; todo apunta a que eso llevó a la creación de este foro realizado en coordinación con el diputado federal Juan Martínez Flores.

El evento se presentó como ciudadano y abierto a la sociedad. Pese a ello, al inicio se negó la presencia de la prensa; empero, en realidad fueron no más de 30 las personas que asistieron.

Solo un representante de la IP se logró ver. El resto, más de 50 por ciento de los asistentes era personal del ayuntamiento; Hidrosistema y DIF municipal. Esto generó el descontento de los presentes que pedían que se retiraran los empleados, ya que consideraban que su presencia respondía a un objetivo: aplaudir a la alcaldesa.

Los ánimos empeoraron cuando se dio a conocer la mecánica del foro, pues los ciudadanos pedían ser escuchados y no que las autoridades presentaran lo que llamaron "un resumen de trabajo". Esto provocó una discusión entre asistentes y las autoridades, la cual llegó hasta a las "mentadas de madre".

Finalmente, los ciudadanos lograron tomar el micrófono para exponer su situación.

De inicio, entre los reclamos se cuestionó a la autoridad su relación con el empresario José Abella y su hermana Paulina, de quien solicitaron también su renuncia.

Pablo Herrera, presidente del Colegio de Licenciados en Derecho de Córdoba, reprobó la presunta existencia de un convenio millonario con el medio impreso El Buen Tono, propiedad de esta familia, y señaló que el diario ha sido utilizado como una herramienta para atacar a familias cordobesas que han sido expuestas y ridiculizadas, "lo mismo les da ridiculizar a los jueves que a un servidor público".

El abogado incluso le recordó cómo ella, durante su gestión como diputada, fue atacada por este medio, lo que la llevó a emitir un punto de acuerdo en su momento a fin de que se reconociera como violencia de género el uso de lenguaje agresivo.

Asimismo, se consideró intolerable la contratación de Paulina Abella como directora de Desarrollo Social, "ofende a la inteligencia de los cordobeses, (pues) actúa en pandilla con su familia".

Por su parte, Mauricio González Rodríguez, integrante del colegio, recordó que el problema de seguridad data más allá de ocho meses, por lo que urge la depuración de los cuerpos policiales.

Al referirse al artículo 115 de la Constitución mexicana, le recordó a la alcaldesa que tiene la autonomía necesaria para solicitar, por cabildo, el retiro del Mando Único y la instalación de la policía municipal, "si no puede hay que renunciar, no sin antes agotar todos los puntos que se deban hacer".

Secundados por los ciudadanos, exigieron ser libres de salir a las calles con tranquilidad y reprocharon que los asaltos estén a la orden del día, situación que ha llevado a las familias a encerrarse en sus casas.

Otras voces de la sociedad denunciaron las corruptelas de los elementos de tránsito municipal y pidieron al delegado "fajarse los pantalones" para depurar los cuerpos de policía, pues sospechan que la delincuencia está inmiscuida.

"Córdoba antes era la entrada al paraíso; hoy es la entrada al infierno", fustigó el ciudadano que reclamó el delegado ahí presente, que durante el asalto cometido en contra del empresario referido no haya llegado una sola patrulla a prestar auxilio, lo que obligó al afectado a buscar ayuda por sus propios medios, lo que dejó en claro que los agentes no están haciendo su trabajo.

Cabe destacar que ante la latente preocupación de los ciudadanos por la violencia e inseguridad en la ciudad, el viernes anterior la alcaldesa había dicho que se extendería la invitación a todos los representantes de los cuerpos policiales a fin de que "dieran la cara" en este foro; sin embargo, solo acudió José Zeferino Huerta González, delegado del Mando Único en Córdoba, quien hace una semana fuera amenazado en unas narcomantas que aparecieron en la zona centro y que, según el texto, está involucrado con grupos delincuenciales.

Después de cuatro horas de reunión, la alcaldesa solicitó a los abogados desarrollar una mesa de trabajo "en corto". Tras concluir el evento, algunos ciudadanos opinaron que este foro solo sirvió "para dar más largas al tema".