Política

Exigen maestros de zona centro garantizar seguridad o seguirá el paro

septiembre 09, 2018

Orizaba, Ver.- Los maestros de la sierra de Zongolica y de la zona urbana de Orizaba se manifiestan contra la crisis de seguridad que desde hace dos semanas padecen. En 800 escuelas dejaron de laborar y no regresarán hasta que aparezcan los docentes secuestrados y se garantice la seguridad en la región, advierten; la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) respalda el movimiento e igual reclama el retorno de la paz. En tanto, docentes se apoderan de instalaciones de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) en señal de protesta.

Ramón Tepole, representante de la CNTE, refiere que aunque las secciones 56 y 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) intenten minimizarla, la inseguridad es grave, "el paro de labores por parte de docentes alcanza a por lo menos 800 escuelas repartidas en municipios de la sierra de Zongolica y de la zona urbana de Orizaba".

La inconformidad de los maestros "es la muestra del hartazgo que existe entre la población. La paciencia de la gente ya llegó al límite y no es de dudarse que ellos tomen iniciativas para cuidarse, para asumir su protección, sobre todo porque en esta región de la sierra la crisis de inseguridad se agudiza cada vez más".

La respuesta de los maestros a la inseguridad "es el paro de labores. Tan sólo hasta el viernes pasado alcanzamos 300 escuelas de la sierra sin trabajar, pero si contamos las de los alrededores de Orizaba y Ciudad Mendoza, serían unos 800 centros de trabajo de todos los niveles. El paro de labores en algunos planteles inició desde el pasado lunes y otras, a mitad de semana se sumaron a este movimiento".

Este organismo disidente interno del SNTE fija su postura: "se le exige al secretario de Seguridad Pública, cumpla con su trabajo de dar seguridad a la sociedad para evitar más hechos como los ocurridos hace unos meses".

Por otro lado, docentes y supervisores de los municipios de Soledad Atzompa, Camerino Z. Mendoza, Acultzingo, Xoxocotla, Atlahuilco, Tequila, Astacinga, Rafael Delgado, San Andrés Tenejapan y San Juan Texhuacan asumieron acciones para exigir a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que garantice la seguridad en la zona serrana.

De entrada se acordó respaldar y continuar "con el paro magisterial como medida de protesta por la inseguridad en la región de las Altas Montañas; difundir la información necesaria respecto a los acuerdos tomados en la reunión del día 5 de septiembre de 2018 a todos los centros escolares de los diferentes niveles educativos, sean de tipo federal o estatal, así como a las instituciones de educación indígena que se encuentran en los municipios de la zona".

Los profesores acordaron además informar a los padres de familia y a los patronatos acerca de los acuerdos asumidos por los distintos niveles educativos solicitando su apoyo con firma y sello en un documento que ampare los motivos del paro de labores en cada institución, "garantizando su respaldo en cada una de nuestras acciones; buscar la presencia de los padres de familia así como de los presidentes municipales y subagentes de las localidades de los municipios de la región, como apoyo para realizar las demandas pertinentes".

El compromiso de todos los docentes a permanecer más allá de la jornada laboral cuando las acciones consensuadas de manera colectiva así lo ameriten; "cada centro de trabajo se verá en la obligación de notificar a la supervisión escolar correspondiente, los motivos y acciones a realizar; enfocar los esfuerzos para conseguir que nuestras demandas beneficien a toda la región de las altas montañas, sin distinción alguna para ningún municipio".

Los maestros acordaron además dirigirse con las secretarías pertinentes, diputados estatales y federales en cargo para darle seguimiento a las peticiones y establecer una reunión con el gobernador electo para dar seguimiento a los acuerdos establecidos con la administración anterior.

El fin de semana, docentes de diferentes zonas escolares de la región de Orizaba cerraron las instalaciones de la delegación de la SEV con sede en Orizaba, su única exigencia es mayor seguridad para los maestros rurales.

En esta ola de inseguridad hay dos casos muy graves que hasta el momento al parecer no han sido resueltos, se trata de la desaparición de un docente en la zona del municipio de Acultzingo y el secuestro de dirigente sindical Genaro García Martínez, docente del Instituto Tecnológico Superior de Zongolica, estos hechos ocurrieron en el interior del campus Tezonapa.