Sociedad y Justicia

Instalación de más cámaras no solucionará la violencia en el estado, fustiga José Pozos

septiembre 09, 2018

La inseguridad en Veracruz no se va acabar con la colocación de más cámaras; eso sólo es una herramienta. Lo que se requiere son más y mejores empleos, una buena policía y una eficiente coordinación entre las instancias de seguridad y respuesta de emergencias, sentenció el creador y primer director del Centro de Control, Comando, Cómputo y Comunicaciones (C-4), José Manuel Pozos Castro.

Ahora como diputado local electo de Morena, sostuvo que vigilará que haya un mejor funcionamiento del C-4, ahora transformado en el centro de emergencias 911.

"Lamentablemente este centro ha sido abandonado y no ha funcionado de manera correcta, pues cuando se creó contaba con tecnología de punta y era de los mejores en Latinoamérica", expresó.

Desde su perspectiva, la propuesta del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares –de colocar más de 6 mil videocámaras– no resolverá el problema de la inseguridad, pues el principal problema de este servicio es la falta de una respuesta efectiva.

"La clave es la coordinación entre el área de recepción de la llamada de urgencia, con los cuerpos de policía y de emergencia. Pero hoy en día no existe una adecuada coordinación".

José Manuel Pozos Castro recordó que al iniciar el C-4 –hace cerca de 20 años– el tiempo de respuesta era de hasta de tres minutos, pero hoy en día la queja de la población es que en ocasiones ni siquiera hay una respuesta a sus llamados de auxilio.

Ante este panorama, planteó que se requiere hacer eficiente el C-4 sin la necesidad de nuevas leyes, pues ya existen normas y reglamentos para este tipo de centros de control para brindar apoyo a la población, "ahora la clave es contar con personal capacitado y la coordinación con las diversas corporaciones en el estado de Veracruz, ya sean federales, estatales o municipales".

En este sentido, aseguró que durante el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez se reimpulsarán las acciones de seguridad de una manera integral, no solo combatiendo con más policías, sino dando prioridad a la prevención.