Política

Contabilizan 217 cráneos en fosas de Alvarado, pero labores siguen

septiembre 08, 2018

Veracruz, Ver.- Una enredadera de mangle se extiende como centinela alrededor de una parte del área desde donde se eleva el olor a muerte. La Fiscalía General del Estado (FGE) ha encontrado 32 fosas, en un predio que se ubica específicamente en la comunidad de Arbolillo, del municipio de Alvarado, Veracruz; en total, han sido exhumados 170 cuerpos.

El terreno se ubica casi en la misma área donde el 20 de marzo del 2017, el fiscal anunció el hallazgo de 47 cráneos. En total, en ese predio han sido hallados 217 cráneos, y siguen las labores de exhumación.

El camino está lleno de vegetación, zacate, lodo y ganado; una pequeña comunidad de pescadores se ubica a un costado de la costera; prefieren hacer como que no ven el movimiento, las camionetas, pero están intranquilos, saben qué es lo que transportan estas unidades de la Fiscalía General.

Desde hace años, como cuentan algunos desde el anonimato, este sitio era utilizado para enterrar personas que criminales asesinaron, era su último destino, justo un claro en donde hay unas palmeras, que se levantan entre la vegetación, como indicando el punto exacto.

Los vieron ir y venir, llenos de temor, guardaron silencio, sabían que las víctimas ya no volvían, sin embargo, les extraña el tiempo que las autoridades tardaron en dar con el sitio.

Un habitante más osado, calculó que debe haber cerca de 300 personas ahí enterradas, al menos es lo que dicen él y otros pobladores de la zona, sin embargo, prefieren guardar silencio, temen por sus familias.

Los trabajos que realiza la FGE desde hace un mes continúan; en la zona, cada una de las 32 fosas están marcadas con estacas y una cinta blanca que marca el perímetro; se observa territorio excavado, palas y ropa, incluso fuera del perímetro asegurado.

No había ningún cerco de seguridad marcado en los alrededores; hasta después de que se percataron de la presencia de los medios de comunicación, de forma amable solicitaron que se salieran de la zona, que no estaba debidamente delimitada, escoltaron a los trabajadores hasta más de 100 metros alejados del sitio, que quedó oculto entre la vegetación.

Ahí, todos los vecinos saben dónde está el sitio, se los dice su intuición, se los dicen las rodadas que tomaban caminos caprichosos por el área desde hace varios años, se los dicen los zopilotes que sobrevuelan el área, y descansan sobre las copas de los árboles que la flanquean.

Saben que su comunidad está en el ojo público, quieren seguridad, pues temen por sus familias.

A Winckler "le ganó el protagonismo" : diputada

Al fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz, le ganó el protagonismo al anunciar la localización de 32 fosas, antes de informar a los colectivos de búsqueda de la ubicación de nuevos cementerios clandestinos.

La diputada local Guadalupe Osorno, consideró que faltó sensibilidad al titular de la Fiscalía General del Estado, quien evitó coordinarse con las familias para hacer el anuncio del hallazgo y la exhumación de los restos, pese a que es una obligación legal.

Recordó que la Ley de Desaparición Forzada, que se aprobó a nivel nacional y se homologó en el estado, es clara al establecer la obligación de involucrar a las familias en la búsqueda de personas reportadas como no localizadas.

Explicó que no es correcto que las familias, más de 160 de igual número de cráneos que se localizaron en 32 fosas en la zona centro del estado, se enteraran de la localización de restos humanos por los medios de comunicación.

La participación de familiares de desaparecidos se hace con la intención de llegar a la verdad, "las madres se han vuelto unas expertas de búsqueda y saben muy bien que cualquier exceso o descuido, puede llevar a perder una evidencia que permite la identificación de un familiar, y saber qué pasó".