Sociedad y Justicia

"Quiero ir; quiero estar ahí", suplica madre que busca a su hija desde 2012

septiembre 07, 2018

En medio del llanto y la desesperación por querer conocer la ropa, objetos personales, identificaciones y restos encontrados en un predio en la zona centro del estado de Veracruz, los padres y madres del Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba- Córdoba, pidieron a las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) que agilicen las investigaciones y les permitan ver los hallazgos con el propósito de reconocerlos.

Araceli Salcedo Jiménez, integrante de la mencionada agrupación, expuso que los padres y madres de familia prácticamente suplican a las autoridades que les permitan entrar al lugar donde la FGE encontró una nueva fosa con 166 cuerpos humanos.

"Es devastador seguir encontrando y encontrando. No nos imaginamos que puedan estar nuestra hijas, nuestros hijos; es una cosa terrible. ¿Cómo podemos vivir en un país tan deshumanizado? ¡Carajo! Es una impotencia, quisiera salir corriendo y ver las ropas y lo que se han encontrado", reclamó esta mujer, que desde el 7 de septiembre del 2012 busca a su hija Fernanda Rubí, desaparecida en Orizaba.

Según declaraciones del titular de la FGE, Jorge Winckler Ortiz en esta fosa encontrada en la región Córdoba-Orizaba hay decenas de prendas de vestir y 114 identificaciones.

"Pedimos que nos dejen identificar. Son más de 160 personas que fueron inhumadas clandestinamente ahí. Pedimos que a las instancias federales que apoyen a la fiscalía que apoyen en la identificación de esas personas que les arrebataron la vida".

La madre de familia refirió que al leer la noticia en los medios de comunicación, de inmediato se comunicaron con el fiscal Especializado en Atención a Personas Desaparecidas, Luis Eduardo Coronel, a quien le pidieron.

"Nos respondió que por ahora el acceso es restringido y van a darnos, la próxima semana, nos van a poner un poco a vista los catálogos de lo que han estado sacando. Pero –créeme–tengo el estómago apretujado de dolor", expresó llorando.

Araceli Jiménez indicó que posiblemente por cuidar el espacio donde están los restos la FGE no permita el ingreso de todos los padres de personas desaparecidas, pero solicita que por lo menos dejen entrar a una comisión.

"Quiero ir, quiero estar ahí. Justo hablé con el fiscal, lo único que nos comentó es que nos van a poner a disposición y le hicimos la petición de que queremos estar ahí donde está pasando todo esto. Estamos en espera de su respuesta".

Los integrantes del Colectivo Orizaba-Córdoba también se comunicaron con la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) Namiko Matzumoto Benítez para solicitarle el apoyo y que intercedan ante la FGE a fin de que los padres puedan acceder al lugar.

"Se les agradece que nos hayan avisado, que no nos hayan ocultado el lugar, vemos que trabajan. Pedimos que Policía Federal (coadyuve en esta tarea). Estoy por mandarle las notas a la maestra Sara Irene para ver en que nos puede ayudar y que nos dejen identificar".