Sociedad y Justicia

Exigen empresarios de Plaza Ánimas se agilice rehabilitación de estacionamiento

septiembre 07, 2018

Empleados, empleadas y locatarios de la plaza comercial Ánimas se manifestaron en palacio municipal para exigir al presidente municipal, Hipólito Rodríguez Herrero, que agilicen los trámites para la reconstrucción del estacionamiento que fue inhabilitado por la Dirección de Protección Civil municipal.

Con lonas y pancartas en mano llegaron alrededor de 100 personas que se manifestaron frente al palacio y posteriormente subieron al primer piso para exigir audiencia en la oficina de la presidencia municipal.

Los empresarios Julio Saldaña y Marcelo Rico señalaron que el ayuntamiento "hizo una mala medición" en los efectos que ocasionaría en los bolsillos de los empresarios y empleados de la plaza Ánimas y de los consumidores.

Expresaron que el Corporativo Ánimas inició los trámites ante el ayuntamiento para la reconstrucción de una parte del estacionamiento, señalada como de riesgo por la Dirección de Protección Civil municipal. Sin embargo, el Corporativo Ánimas no ha podido hacer la reconstrucción porque desde hace 15 días, el ayuntamiento no libera los permisos.

Julio Saldaña y Marcelo Rico señalaron que el problema de haber clausurado una parte del estacionamiento de la plaza ya trascendió, porque primero la gente dejo de asistir por el temor de un derrumbe, pero ya se les aclaró que en los locales no hay riesgos y ya volvieron a ir, sin embargo, no hay donde paren sus autos.

Explicaron que de las ventas generadas por la plaza depende el ingreso de alrededor de 3 mil familias, entre empresarios, y empleos directos e indirectos. "Somos más de 100 marcas las que estamos en la plaza, pequeñas y microempresas que damos empleos".

Detallaron que antes de clausurar una parte del estacionamiento asistían a diario 17 mil personas a comprar y ahora apenas llegan a 6 mil.

La propuesta de los empresarios es que el ayuntamiento y el Corporativo Ánimas es que liberen los cajones de estacionamiento de la parte baja, y así se podría dar cabida a un 40 por ciento de los carros que asisten a diario.