Política

Profepa cierra el acceso a islas de Enmedio y Salmedina; "prohibición afectará economía"

septiembre 04, 2018

La isla de Enmedio y el cayo de Salmedina ya están cerrados a las visitas después de la fiesta que se realizó el 25 de agosto, presuntamente sin autorización de las autoridades.

Bernardo Hernández Guzmán, presidente de la Federación de Pescadores del Puerto de Veracruz, indicó que la decisión de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) es cerrar las islas.

"La gente que visita la isla –hablamos de un particular que tiene su lancha– llega y a veces el desconocimiento de la normatividad que tiene de esas áreas provocan esas situaciones que hoy se dieron (...) pues ya trajo como consecuencia que se cerraran provisionalmente un mes en lo que termina el proceso de anidación de esas especies que llegan ahí a desovar, en este caso las tortugas", explicó.

Afirmó que los prestadores de servicios turísticos pagan un permiso, por lo que deben aprovechar al máximo. "El problema de hoy fue ajeno a ellos, al turismo, sí nos afecta gravemente la situación", comentó.

Los prestadores de servicio solicitarán ser ellos los que controlen y regulen las entradas pues las autoridades no tienen personal suficiente para hacerlo.

Tomás Summers, representante de prestadores de servicios de Antón Lizardo, expresó que la afectación de servicio es a la comunidad en general de Antón Lizardo.

"Estamos hablando que si se declara como tal el cierre de la isla no sólo nos afecta a nosotros como prestadores de servicios, afecta a la comunidad en general. Sería una medida drástica declarar el cierre de la isla de Enmedio, debería realizarse un concesión y me gustaría aprovechar para hacer invitación a autoridades involucradas y ambientalistas que participemos en hacer mesas de trabajo y hacer lo correspondiente para que nos permitan hacer la actividad que estamos realizando, de la cual dependen muchas familias", comentó

Carmen Velázquez Gómez, hija de compadre Pancho, farero durante 30 años, creció en la Isla de Enmedio y ha observado cómo ha cambiado el entorno.

"Iba en cantidad de gente, ahí no había antes permisos ni qué nada, todos trabajan, llevaban a su gente y les decían aquí en la isla hay respeto, si traen basura llévensela para allá, siempre estaba limpia, era un pueblito hermoso, dicen que era un paraíso y ha cambiado mucho", dijo.

Velázquez Gómez aseguró que cuando llegaban los nortes se encargaban de la arena que se acumulaba y la echaban hacia el mar.

"Nosotros no tenemos dinero, vivimos de la pesca, de los turistas, eso me dolió mucho, que nos hicieran eso y que después nos echaran la culpa", dijo.

Consideró que esa es la manutención de todos.