Municipios

Sufre zona de Orizaba terror por oleada de balaceras; van 9 muertos en menos de 3 días

agosto 23, 2018

Las pasadas 48 horas fueron marcadas por el recrudecimiento de la violencia en los municipios de la zona conurbada de Orizaba. Persecuciones y tiroteos entre civiles y fuerzas policiacas marcaron el transcurrir de este lapso, lo que ya genera nerviosismo en la población civil.

Este miércoles tres presuntos delincuentes fueron abatidos y suman ya siete en dos días; desde la noche de este martes se reforzaron los patrullajes en las calles de los municipios de la zona centro del estado y con ello disminuyó la actividad nocturna.

La balacera del lunes pasado fue el inicio de los tres días más sangrientos en la zona centro del estado en lo que va del año. En menos de 72 horas nueve personas, al parecer todas ellas ligados con el crimen organizado, fueron abatidas, siete de ellos por policías estatales y municipales, en tanto que otros dos a mano de los mismos delincuentes.

La ola delictiva inició este lunes, con la persecución y muerte de cuatro presuntos criminales, siguió el martes con la ejecución de otro más y el miércoles prosiguió pero en el municipio de Nogales. Ahí y según los reportes de las corporaciones policiacas, cinco personas que iban a bordo de una camioneta de lujo desobedecieron la orden para detener la unidad y ser sometidos a una revisión.

La persecución inició en las calles del centro de ese municipio. Los delincuentes trataron de perderse, sin embargo, fueron acorralados, pero primero intentaron internarse en el mercado municipal, pero no lo lograron y buscaron ingresar a la autopista en donde elementos policiacos los interceptaron para recrudecerse el tiroteo que ya de por sí traían desde calles atrás.

En el lugar fueron balaceados los cinco ocupantes de la camioneta y aunque trataron de escapar a pie, fueron alcanzados por las balas de la policía. Dos de ellos cayeron sobre la calle y los otros tres murieron en el interior del vehículo, según se conoció.

La zona en donde se realizó el tiroteo ya la persecución se encuentra rodeada de comercios, escuelas y casas habitaciones. El tiroteo provocó que las actividades comerciales y educativas prácticamente se detuvieran, pero la población vivió momentos de temor, pues la cercanía con la hora de salida de las escuelas provocó desesperación de los padres de familia. El reporte igual indica que no hubo bajas civiles.

El cerco de seguridad que montó la policía abarcó al menos cuatro manzanas del centro de ese municipio. Por otro lado, tras los hechos sucedidos en Orizaba la noche del lunes y mediodía del martes, obligó a que las corporaciones policiacas incrementaran los operativos de vigilancia en las calles de los municipios vecinos, así como en esta ciudad. Los elementos municipales, cubiertos con chalecos antibalas y con arma en mano recorren las calles, pues se teme que en las siguientes horas se recrudezca la violencia por presuntos ajustes de cuenta de los grupos delincuenciales que se disputan el control de las actividades delictivas en los municipios de la zona.

En tanto, en el reporte de la Secretaría de Protección Civil se da a conocer el parte oficial de los hechos, "luego de una llamada anónima al 911, alertando sobre hombres armados que se trasladaban en un vehículo marca Mazda color rojo, elementos de las policías Estatal y Ministerial iniciaron un fuerte operativo conjunto de búsqueda".

Al localizar la camioneta, los elementos ministeriales fueron atacados con disparos de arma de fuego por los tripulantes del automóvil, quienes intentaron huir. Al repeler la agresión, los policías de ambas corporaciones lesionaron a uno de los probables delincuentes y abatieron a dos; entre ellos está Mario "N", líder de una peligrosa banda delictiva que opera en la región. En el lugar, fueron aseguradas tres armas cortas, así como el vehículo en el que se trasladaban los probables delincuentes".

Por su parte, en el municipio de Huiloapan, en la zona conocida como El paradero, sobre la autopista Orizaba-Puebla, otro enfrentamiento entre policías y presuntos delincuentes le costó la vida a uno más.