Política

IPE, una de las mayores contingencias del gobierno de Veracruz: Fitch Ratings

agosto 10, 2018

El Instituto de Pensiones del Estado ya sólo cuenta con reservas para cumplir con el pago de sus obligaciones hasta el 2021, advirtió la empresa calificadora de riesgos Fitch Ratings.

Aunque dicha compañía mejoró la calificación crediticia del gobierno de Veracruz al pasarla de BB-(mex) a BBB-(mex), con perspectiva estable, de igual forma resaltó que puede venirse abajo sino cumple con el pago de 2 créditos por 4 mil 300 millones de pesos contratados en diciembre pasado.

Agregó que, de acuerdo con la información de la Secretaría de Finanzas y Planeación, aún no concluye con el proceso de revisión del padrón de acreedores, por lo cual ni siquiera fija una fecha para iniciar el pago o la liquidación total de estos pasivos.

En un largo informe sobre las finanzas de Veracruz, Fitch Ratings señaló como una de las mayores contingencias del gobierno estatal al IPE, pues aunque ha recibido aportaciones extraordinarias por la suma de 2 mil 377 millones de pesos, se requiere de 163 mil millones para sanear su déficit actuarial.

Por ello, recalcó que el IPE sólo cuenta con una suficiencia presupuestal hasta 2021, ante la cual la empresa calificadora de riesgo indicó que el pago no fondeado de pensiones y jubilaciones representa una contingencia significativa para las finanzas estatales.

En cuanto a elevar la calificación crediticia de Veracruz, detalló que se fundamenta en un desempeño presupuestal adecuado respaldado por políticas de gestión y administración acordes con pares de calificación.

Por otra parte, el nivel de apalancamiento moderadamente alto y la proporción del servicio de la deuda son las limitantes principales de la calificación. De igual forma, los desequilibrios entre balances financieros positivos y métricas de liquidez bajas que han requerido de la contratación de créditos bancarios de corto plazo hacia el cierre de los dos últimos ejercicios, así como la capacidad acotada para realizar inversión con recursos propios, el nivel de recursos disponibles bajo en relación con el pasivo circulante.

En este sentido, Fitch Ratings indica que el actual gobierno estatal debe terminar de pagar en este mes los créditos contratados en diciembre del año pasado por 4 mil 300 millones de pesos, tal como lo establece la Ley de Contabilidad Gubernamental y en los términos en los cuales fueron contratados.

En lo que se refiere a la deuda con proveedores, expuso que una de las primeras medidas de la administración actual fue la depuración contable y legal del pasivo no bancario heredado, de acuerdo con las normas del Consejo Nacional de Armonización Contable (Conac) y con apego a la regulación vigente.

Al cierre de 2016 se creó un registro dentro del pasivo circulante de largo plazo catalogado como provisiones a largo plazo donde se registran pasivos institucionales que están en proceso de revisión y depuración, por lo cual aún no hay certeza del monto que se debe a los proveedores ni de cuándo se les saldará.