Sociedad y Justicia

A 27 años de explosión, Profepa multa a Anaversa

julio 14, 2018

27 años después de la explosión en la fábrica Agricultura Nacional de Veracruz (Anaversa), que causó graves afectaciones ambientales y a la salud de la población en el municipio de Córdoba, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) multó al propietario del predio con un millón 700 mil pesos.

Han pasado casi tres décadas 27 años del accidente en el que se derramaron al menos 38 mil litros de sustancias altamente tóxicas, y que ha dejado cientos de muertos por cáncer; la explosión trajo graves repercusiones en la salud de los cordobeses y es considerado como el más grave en su tipo en nuestro país, y uno de los más graves de América Latina.

El 3 de mayo de 1991 a la 13:20 horas ocurrió un incendio seguido de explosiones en la empresa Agricultura Nacional de Veracruz SA de CV en la ciudad de Córdoba, Veracruz. Esta empresa se dedicaba a formular, envasar y almacenar productos plaguicidas (insecticidas, preservadores de madera y herbicidas). El predio de la empresa se encuentra ubicado en el barrio de las estaciones en la Avenida 11 entre calles 21 y 23 en una zona densamente poblada por familias de clase media y escasos recursos.

En el acta del Ministerio Público se certifica que se derramaron, incendiaron y explotaron al menos 38 mil litros de sustancias altamente tóxicas; ácido 2,4-D, pentaclorofenol, paraquat, paratión metílico y malation, que produjeron dioxinas y furanos.

27 años después la Profepa impuso la multa de un millón 700 mil pesos y ocho medidas correctivas para la remediación del sitio contaminado, de conformidad con la Resolución Administrativa notificada el 13 de febrero.

La Profepa requirió al responsable de Anaversa que, una vez concluidas las actividades de remediación del suelo contaminado, lleve a cabo un muestreo final comprobatorio y de aviso a ese organismo y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sobre la conclusión del programa de remediación y en caso de no alcanzar los niveles de limpieza, la empresa presentará ante la dependencia federal una nueva propuesta de remediación, puntualizó en un comunicado.

Complicidad por 27 años

"Con esa multa que impuso a la empresa Agricultura Nacional de Veracruz (Anaversa), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) actúa deslindándose de su responsabilidad, ellos tuvieron complicidad durante 27 años, hizo que la contaminación se expandiera, tenemos claro que la reparación del daño ambiental, la pérdida de vidas y los males a la salud no se resuelven con multas", sostuvo Rosalinda Huerta Rivadeneyra, representante legal de la Asociación de Asistencia a los Afectados por Anaversa.

Huerta Rivadeneyra consideró muy delicado que Profepa no haya contestado directamente a todos los recursos que ellos como Asociación de Asistencia a los Afectados por Anaversa interpusieron y que, precisamente las reparaciones de la afectación ambiental se tiene que hacer de la mano de la organización que durante 27 años ha venido exigiendo la atención a la salud de miles de afectados.

Nosotros –dijo– solicitamos a Profepa, a la Semarnat, al gobierno federal y estatal pero a lo largo de 27 años han simulado acciones y nosotros vemos que está por entrar un nuevo gobierno y que quieren hacer como que resuelven todo, pero no es así, por lo que Profepa es corresponsable de todo el problema que se ha generado.

También comentó que se necesita que toda acción de reparación ambiental sea transparentada y de acuerdo a un Comité Asesor que sea de Instancias internacionales, eso es lo que pedimos, porque el caso no se resuelve ni con dinero ni con multas, dijo la activista.

La representante legal de la asociación que ha permanecido por 27 años en exigencia a atención a los afectados en su salud y en la reparación del daño ambiental, insistió en la construcción del hospital de cancerología y epidemiología porque el cáncer ha invadido a pobladores de 10 colonias a la redonda de donde estaba ubicada la fábrica. Por el momento, sostuvo que el dinero de la multa sirva para hacer de manera independiente los estudios de salud necesarios.