Economía

Cae turismo en Córdoba por ola de violencia

junio 13, 2018

Córdoba, Ver.- Hasta 15 por ciento ha caído la ocupación hotelera en esta ciudad, resultado de la inseguridad que se vive, expuso el empresario hotelero Antonio Bello, y reconoció que, pese a los trabajos que conduce gobierno del estado, las corporaciones han sido ya rebasadas por la delincuencia.

Terminando el primer semestre de 2018, dijo que se vive una situación complicada en la región centro debido a la inseguridad, aunque confía en que se irá acomodando, además de que la autoridad tendrá que hacer su trabajo para obtener resultados.

Mientras tanto, admitió que actualmente la ocupación hotelera oscila en el 52 por ciento, lo que se considera baja pero no preocupante, en comparación con el año anterior, sin embargo, esperan que las cifras repunten para el periodo vacacional. "Yo diría que estamos a un 52 por ciento de ocupación, es baja relativamente, pero no preocupante pero sí debemos de pedalearle para tener mayor afluencia en la región".

Esta caída del 15 por ciento ha representando una pérdida económica significativa, reconoció el empresario hotelero, quien no dudó que con todo y los tiempos difíciles que vive Córdoba, "las cosas se estarán acomodando", especialmente una vez que termine el periodo electoral "todos sabemos que en tiempos de elecciones pues el río se vuelve un poco revuelto".

Antonio Bello consideró que para lograr la recuperación en la ocupación hotelera se le deben apostar a la riqueza turística en la región de las Altas Montañas, para recuperar la afluencia turística a la zona Córdoba-Fortín-Orizaba, en donde, además, abunda la riqueza gastronómica. "pensamos que van a venir mejores tiempos".

Inseguridad también golpea al sector inmobiliario

Afectado se ha visto el sector inmobiliario debido a la situación económica generalizada que, combinada con la inseguridad, ha llevado a que, de cada diez comercios, al menos tres hayan cerrado sus puertas, mientras que, en otros casos, los arrendatarios han tenido que ser flexibles en los montos a cobrar como renta, señaló Juan Carlos Castro Pérez, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales e Inmobiliarios (AMPI).

Al primer semestre del año, señaló que las circunstancias en materia de seguridad son las mismas que en años anteriores, puesto que se detiene la inversión, ya que se ha focalizado en algunos aspectos. "mientras haya la percepción de la inseguridad, se detiene la inversión".

La falta de seguridad en Córdoba ha orillado a que comerciantes opten por cerrar sus puertas, puesto que las ventas caen, actualmente, a decir de Castro Pérez, resultado de la inseguridad y economía, de manera general se ha detenido la compra-venta de inmuebles y se ha dado más el arrendamiento.

En comparación con el año anterior dijo, las ventas han caído en un diez por ciento, producto de la falta de oferta. "hay mas movimiento en la renta y menos movimiento en la compra".

Consideró que, de ambas problemáticas, la que más ha impactado al rubro comercial ha sido el económico, pues las rentas especialmente en el centro de la ciudad llegan a los 30 mil pesos, sin embargo, la situación no tolera este tipo de pagos mensuales por lo que hay quienes prefieren bajar su cuota a tenerlo ocioso por años, lo que en determinado momento consideró bueno, pues al haber nuevos locales generan certidumbre y movilidad.

Empresarios y ciudadanos huyen de la violencia en Tlapacoyan

Entre empresarios que huyen por la violencia y personas que temen poner una denuncia, se vive en el municipio de Tlapacoyan según dijo la alcaldesa, Ofelia Jarillo Gasca. Señaló que las estadísticas delictivas en el municipio no son tan elevadas debido a que la mayor parte de las personas prefieren no poner la denuncia, sin embargo sostuvo que los delitos suceden.

Explicó que entre los delitos más recurrentes son los secuestros y las extorsiones, de las cuales se enteran muchas veces por los propios vecinos o porque las personas llegan al ayuntamiento a pedir ayuda pero se niegan a colocar la denuncia por temor. "Uno de los principales problemas es que la gente no denuncia, que si la extorsionan, que si ven la inseguridad que hay en Tlapacoyan, se quedan callados, se quedan callados porque tienen miedo a denunciar", aseveró.

"La gente no quiere denunciar, tiene miedo porque los amenazan, los amenazan que si denuncias vamos a ir por tu otro hijo", indicó.

Jarillo Gasca afirmó que ante la situación de violencia muchas personas, principalmente de recursos, han optado por irse de la región. "El expresidente de Tlapacoyan Enrique López es un buen generador de empleo se fue, él tiene gasolineras, estaba por construir una gasolinera y que es una fuente de trabajo, van tres veces que trata de empezar la obra y tiene que pararla porque le piden", señaló.