Política

Romper tejido social, táctica de mineras para instalarse y depredar zonas: Lilia Albert

junio 11, 2018

Las empresas mineras rompen el tejido social de la comunidades para poder desempeñar sin mayores contratiempos una actividad sumamente depredadora en busca de oro y plata que, por la situación geográfica del estado de Veracruz, representa un gran riesgo para la salud de la población y el medio ambiente, alertó la doctora Lilia América Albert Palacios, y aseguró además que la ubicación de la zona de contención de los lixiviados saturados de cianuro de la mina La Candelaria –en el paso de entrada de cuando menos ocho huracanes anuales e innumerables nortes– dispersaría por toda la región ese producto venenoso.

La doctora Albert es consultora de la OMS y reconocida en América Latina por sus estudios sobre toxicología; insiste en lo peligroso de la tecnología que se utiliza para la minería a cielo abierto pues aparte de acabar con la capa verde, al agotarse los minerales, la tierra queda estéril, árida e inservible, además de representar un pasivo ambiental que durará por muchos años.

Subraya en el problema adicional que representa el uso del cianuro en una topografía como la veracruzana, de cara al mar, y en la que existen innumerables autorizaciones para proyectos mineros con similares características al asentado en el municipio de Actopan, de los que nada se sabe con respecto a su ubicación porque esas concesiones se manejan en la Federación.

"En el caso de Veracruz es imposible suponer que no pueda ocurrir un derrame porque en el momento que venga algún huracán, lo primero que va a pasar es que el viento se llevará todo lo que encuentre a su paso. Y si trae mucho agua se va a derramar. La laguna de lixiviación no podrá captar toda el agua del huracán y se va derramar donde vive la gente, animales, tierras de cultivo y luego de este baño tóxico serán inservibles. Es un riesgo absolutamente real. Entran por esa zona hasta ocho huracanes cada año e innumerables nortes. No se necesita que sea muy poderoso. Esta en un sitio inconveniente porque ahí pasan todos. No hay forma de parar eso ni se puede controlar".

Las mineras primero rompen el tejido social

La doctora Albert Palacios insistió en que al margen de los controles oficiales sobre la actividad de la minera, debe informarse a la población para que entienda que es un riesgo enorme y que además, a cambio de algunos cuantos trabajos que se ofertarán, sin dudas de salario mínimo porque a los campesinos de la localidad no les van a dar de técnicos o ingenieros, vivirán cerca de terrenos contaminados e inútiles para el resto de la vida.

Precisó que las mineras tienen una manera de actuar que aplican en todos los lugares a donde llegan. "Siempre actúan de esa forma; lo que hacen es romper el tejido social ofreciéndole a algunos unas canonjías como contratos laborales, a otros, pagar más porque por sus tierras va pasar el camino, etc. Ahí es cuando algunos empiezan a estar de acuerdo porque ven un beneficio inmediato pero no el riesgo a largo plazo. Eso es criminal porque además, la mina se encuentra en el paso del río de aves, porque ni modo que no bajen a tomar agua contaminada de cianuro. Será un matadero impresionante de especies. Ésta es una tecnología que no va con el tipo de clima, orografía y topografía de Veracruz, ¿entonces la minería a cielo abierto es intrínsecamente peligrosa para Veracruz por esas condiciones geográficas, porque en contrasentido, la empresa asegura que se trata de desinformación y que no representa mayor peligro para la gente?

"Es una alerta documentada y científicamente respaldada. En Europa hubo casos que este tipo de minería causa grandes destrozos. Podemos imaginar que en países con una mayor cultura de la población, mayores controles ambientales, etc. sucede esto pues en nuestro caso hay que agregarle nuestras necesidades. Con eso juega la minera. Con la necesidad de la gente".

Los estados, indefensos ante la Federación

Con respecto del manifiesto de impacto ambiental (MIA) que exhibe la minera, afirmó que resulta relativamente fácil obtenerlo porque hasta un estudiante de preparatoria lo puede llenar dada la formulación de las preguntas y la manera en que debe responderse, pues simplemente se niegan todas las posibilidades de accidentes o riesgos para la población y listo.

Ejemplificó con el caso de las cícadas, una especie endémica que estará en riesgo de extinción una vez que opere la minera. "Si nuestro gobierno estatal tuviera idea ya estaría prohibiéndola. El problema central es constitucional. Tu ves que en la Ley General de Equilibrio Ecológico hay cosas que no son de competencia estatal como son las nucleoeléctricas, las petroquímicas, mineras, etc. Cuando ves eso, resulta que todos los problemas de Veracruz son de competencia federal. Desde ahí el gobierno del estado debería exigir concurrencia con la Federación en todos esos temas en que la ley le dice a los estados será tu territorio y tu gente pero aquí mando yo. Ahí esta el caso del accidente de la petroquímica de Pajaritos, de competencia federal, ya pasó un año y medio y no ha sucedido nada, ni siquiera se saben las causas que lo ocasionó pero el dueño de la empresa ya cobró el seguro".

En ese sentido, anunció que se esta formalizando el Nodo Veracruz de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, que ya existe en varios estados "porque es nuestra responsabilidad que quienes sabemos algo del asunto, unirnos en pro de la gente, dar información, respaldo con conocimientos a las protestas que no son nada mas por ocurrencias, porque es evidente que es muy difícil para la comunidad y los políticos ver el riesgo de largo plazo. A diferencia del inmediato que es fácil de apreciar, el otro es muy difícil por las enfermedades que se pueden generar en 15 o más años como fue el caso de Anaversa, donde aún hay enfermos por la exposición a los químicos liberados en aquel accidente".

Puede pasar lo de Anaversa o Pajaritos; no hay responsables pero sí muertos y enfermos

Afirmó que los políticos y empresarios le apuestan a que deje de hablarse del asunto con la esperanza de ver si el tiempo lo borra, si se desaparece, sino se menciona, "si decimos que quienes hablan mal de Anaversa por ejemplo, son malos, feos o protestan nada mas porque sí. Hay serias responsabilidades en este caso como el del alcalde saliente de Córdoba que también lo fue en tiempos de Anaversa, Tomás Ríos Beltrán".

A él le fue entregado un cheque para fines medioambientales y de mitigación en la zona pero como no había siquiera información oficial sobre enfermos de Anaversa, decidió usar ese dinero y con "motivos ecológicos" construyó una barda de un jardín.

La científica veracruzana retomó el tema de la minería y sostuvo que hay entidades y zonas del país, como La Laguna, donde la contaminación "es terrible". Ahí esta Torreón con los negocios de Germán Larrea que es el dueño de Buenavista del Cobre, la de aquel derrame terrible; esta Alberto Bailleres, dueño del Grupo Peñoles que tiene a dos kilómetros del centro de Torreón la mayor refinadora de plomo de América Latina. Y los vientos pasan por encima de ella y van al centro de la ciudad. Así que los habitantes respiran, aparte del plomo, cadmio.

"Estos señores tienen todo el dinero y poder para no hacer nada porque con eso podían ser decentes, proteger a la población, dar buenos sueldos, instalar un centro epidemiológico para darle seguimiento a sus enfermedades. Pero ves en el caso Buenavista del Cobre, la gente ha tenido que ampararse en grupos de EU que los están apoyando porque aquí, nada".