Sociedad y Justicia

Voluntarios organizan limpieza de playa para concientizar su impacto en océanos

junio 09, 2018

Veracruz tiene grandes litorales que se encuentran contaminados no sólo por aguas residuales, sino por la cantidad de basura que se arrastra desde las ciudades hasta el mar.

En el marco del Día Internacional del Océano, varios voluntarios de diversas asociaciones se reunieron en la Playa de Antón Lizardo para recolectar basura que se va acumulando en estos sitios.

El impacto de la basura, sobre todo del plástico cuando llega al mar es muy grave; un estudio de Greenpeace indica que las consecuencias del mismo en especies marinas son: enredos, asfixia, estrangulación o desnutrición (tras ser ingeridos y bloquear el estómago o intestino del animal).

Angélica Vázquez Machorro de Sea and Reef, informó que durante el recorrido que realizaron a esta playa del municipio de Alvarado, hallaron entre otros deshechos: unicel, vasos rojos de plástico y envases de cristal; también bolsas de plástico, botellas de pvc y redes de pesca.

"La idea es juntar la basura, pesarla y tomar muestras pequeñas para después ver los tipos de tóxicos que tiene cada plástico; de este modo podremos saber científicamente qué animales pueden estar dañados, es decir, todos están dañados pero hay ciertos animales que consumen ciertos plásticos pequeños, de tal color, entonces eso es lo que queremos ver", explicó Vázquez Machorro.

Dijo que en las playas que no son tan turísticas, la basura se acumula más pues no hay brigadas que se encarguen de la limpieza.

"El turista llega, se compra la caguama, el vaso de unicel, consumen sus alimentos, dejan ahí sus residuos y pues ya no pasa nada; no vivo aquí, dicen, vivo en la Ciudad de México, Puebla o donde sea y no me importa lo que pase con mi basura; la idea de este tipo de evento es concientizar a la gente para que la basura que traiga se la lleve", explicó.

Mariana Soto, representante de la fundación Plastic Oceans en México afirmó que la contaminación en el océano a nivel mundial es preocupante, debido a las afectaciones que produce.

"Está como materia urgente en todos los países del mundo, el problema es que todo el plástico sigue existiendo y toda la basura que no encuentra ser reprocesada o reutilizada acaba en los océanos, entonces hemos visto que los animales se están muriendo", dijo.

Aseguró que esta problemática no sólo debe ser atendida a través de políticas públicas, sino también a través de consciencia ciudadana.

"No es problema del sector privado, de proveedores o consumidores, es un problema de todos, todos consumimos este material, todos nos tenemos que hacer responsables", dio a conocer.

Las redes, por ejemplo, pueden tardar 600 años aproximadamente en degradarse; una botella de plástico, 500 años; cubiertos desechables, 400 años; una bolsa plástica, 55 años y un vaso desechable de 65 a 75 años.