Política

Ricardo Ahued pide a alcalde que frene introducción del gasoducto

junio 08, 2018

El ex presidente municipal de Xalapa y actual candidato a senador, Ricardo Ahued Bardahuil solicitó al alcalde capitalino, Hipólito Rodríguez Herrero frenar los trabajos de introducción del gasoducto, pues señaló que al día de hoy no se conoce con precisión todo el proyecto, ni la existencia de los permisos correspondientes.

Ante ello, exhortó al alcalde a frenar el proyecto de la empresa Gas Natural del Noroeste, pues dijo que la sociedad xalapeña requiere conocer de parte de las autoridades los detalles del gasoducto, los riesgos, beneficios y si ya cuenta con las autorizaciones.

Comentó que muchas personas le han preguntado si existen las medidas de seguridad para instalar un gasoducto en la ciudad, pues de lo contrario se deben frenar los trabajos de introducción del gasoducto.

Ricardo Ahued recordó que la ley es muy clara al señalar que no se pueden instalar gasoductos en zonas altamente pobladas.

"Yo le diría que si algún diputado o senador quisiera que por su casa pasara un gasoducto y que durmiera tranquilo, ya ha habido accidentes", expresó

El ex alcalde señaló que hasta donde tenía conocimiento la empresa encargada del gasoducto no cumplió con la entrega de documentación necesaria para obtener los permisos respectivos, no obstante, insiste en la introducción de tubos en la ciudad.

Por ello, dijo que desde su puesto como diputado local en la pasada Legislatura se pronunció en contra del proyecto, sin embargo este continúa avanzando.

"No estamos en contra del progreso, ni de las inversiones, pero todas deben estar dentro del marco de la ley, y sobre todo deben ser seguras para la población, y en este caso no tenemos la certeza de que sea segura", refirió.

Ricardo Ahued, reiteró que todo proyecto debe cumplir con las normas básicas de protección civil y en los permisos de uso de suelo, en el caso de las autoridades municipales.

Por ello es necesario que el ayuntamiento de Xalapa vigile en todo momento el respeto y la salvaguarda de los derechos humanos de sus habitantes, ya que los intereses de la sociedad son absolutamente superiores a los de cualquier individuo, grupo o gobierno.