Política

Hasta 2066, las concesiones mineras en Veracruz

junio 06, 2018

El estado, en el ojo del huracán

por proyectos extractivos; no se

consulta a la población: Iglesia

En los últimos años, las mineras canadienses han acaparado miles de hectáreas en concesiones por 50 años que perdurarán aproximadamente hasta el año 2066, para la exploración y explotación de oro, plata, y cobre en Veracruz.

La Secretaría de Economía (SE) ha otorgado 45 concesiones mineras para la exploración de estos minerales en casi 100 mil hectáreas en municipios como Alto Lucero, Actopan, Las Minas, Las Vigas, Tatatila, Jalancingo, Perote, Huayacocotla, Pánuco, Pueblo Viejo, y Uxpanapa.

La minera Caballo Blanco, filial de la canadiense Candelaria Mining, que desarrolla el proyecto minero a cielo abierto La Paila en Alto Lucero, concentra 11 concesiones mineras en la región con más de 19 mil hectáreas.

Además del proyecto minero La Paila, la empresa ha informado a sus inversores que tiene otros cuatro prospectos de exploración en la región: Autopista (Highway North), Las Cuevas, Bandera Norte y Bandera Sur, que le permitirían extenderse por lo menos nueve kilómetros más hacia Actopan, muy cerca del sitio ramsar de La Mancha.

El proyecto se ubica a solo tres kilómetros de la Central Núcleoeléctrica Laguna Verde (CNLV) y cuatro kilómetros del reactor, lo cual aunado a que el tajo a cielo abierto se instalará en 295 hectáreas de área forestal, ha causado la alarma de la comunidad ambiental y científica.

A esta amenaza se suma la minera Minera Gavilán SA de CV y Minera Alondra SA de CV, filial de la canadiense Almadén Minerals Ltd, que tienen el proyecto de exploración El Cobre y a la fecha han hecho más de 100 barrenos de perforación en Actopan.

Con el aval de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), han obtenido en los últimos dos años siete permisos para el proyecto en las localidades de Tinajitas, Los Baños, San Juan Ojital, San Juan Villarica, El Porvenir y el Rancho Nueva Italia.

En los municipios de Las Minas, Las Vigas y Tatatila, Minerales El Prado filial de la canadiense Chesapeake Gold Corp tiene desde 2007 ocho concesiones por 50 años para la exploración de oro, cobre y fierro en la región.

A éstas se suman siete concesiones para los mismos municipios de empresas como: Roca Verde Exploración de México, María Elena Fernández Anchondo, Arturo Callejas Pale, y Adolphus Hilbert Henry Langenscheidt Field y Socs, que suman casi 2 mil hectáreas de exploración y explotación.

En Huayacocotla, la minera de origen peruano Minera Hochschild México, tiene una concesión por 50 años para la explotación de minerales, que se suma a Minera Sumex de inversión alemana-mexicana quien tiene una concesión de más de 300 hectáreas en el municipio.

En 2016, se concesionaron hasta 2066 un total de 560 hectáreas a las personas: Julio Cesar Fernández Durán y Lorenzo Miguel Francisco, para la exploración y explotación de los lotes Las Palmas y Miguelito en Uxpanapa.

Nadie pregunta a las comunidades si están de acuerdo con los proyectos mineros

El párroco de Mozomboa, Urbano Domínguez Grijalva, acusó que proyectos mineros como El Cobre, en la zona de Tinajitas y Los Baños en Actopan, se han impuesto a las comunidades sin preguntarles si están de acuerdo. "Los proyectos extractivistas han sido impuestos a la gente, jamás les han preguntado si quieren esto, se les ha impuesto ofreciendo pequeñas dádivas y ofrecimientos de empleo, sin darle la información completa".

Dijo que las empresas llegan con los pobladores y les ofrecen beneficios mínimos a cambio de firmas que avalen la devastación de sus comunidades. "Llegan con las personas humildes y ofrecen un poco de pintura para la capilla, una florecitas para la fiesta patronal, unos trastecitos en 10 de mayo pero a cambio de unas firmas. Pensamos que las quieren usar para decir que la gente está de acuerdo con ese proyecto".

El clérigo aseguró que en esta zona ni la Iglesia ni los pobladores están de acuerdo con proyectos extractivos, por lo que no permitirán que se siga afectando el ambiente. "Hemos hablado con iglesias, con escuelas, porque han insinuado que estamos de acuerdo pero eso no es cierto. En seis años no se me ha acercado algún promotor".

Veracruz en el ojo del huracán por concesiones mineras

A los activistas y defensores del medio ambiente preocupa la cantidad de concesiones para la realización de proyectos extractivos en la entidad veracruzana. Para el coordinador de la región sur de "Pueblos de Veracruz unidos por la dignidad y la vida", Miguel Rosado Viveros, la entidad está en "el ojo del huracán" por la cantidad de proyectos de extracción que se tienen contemplados.

Dijo que no solo hay proyectos de minería a cielo abierto, sino aquellos relacionados con extraer agua de los ríos para favorecer actividades mineras. Tal es el caso de la intención a nivel federal de quitar veda del río Actopan y La Antigua, que según dijo sería para llevar agua para las empresas mineras. En este caso, dijo que esto afectaría a municipios de las zona y sus actividades como la agricultura y la producción de caña de azúcar, mango.

El activista negó que Veracruz sea "el gran dorado", como señaló el asesor de la empresa minera Candelaria Minning, que pretende explotar el cerro de La Paila. "Cuando ellos se van dejan devastación, el pueblo no puede dejar que le compren su voluntad".

Y es que dijo que los ofrecimientos de las empresas extractivas son interesantes pero no ciertos, porque lo hacen para que la gente no se resista a la instalación de estos proyectos. "Las empresas dicen que habrá dinero y trabajo, pero es todo lo contrario, por eso queremos que cada municipio se vaya declarando libre de minería tóxica".

Consideró que el hecho de que las empresas logren el aval de la Federación no es excusa para que los municipios no se opongan a proyectos mineros, de hidroeléctricas, entre otros, pues dijo que existen las herramientas necesarias para frenarlos. "Los municipios son autónomos y cada uno decide si deja entrar a sus terrenos para estos proyectos porque los últimos permisos los da el ayuntamiento con el cambio de uso de suelo y de construcción. Así tengamos a todo el país concesionado, si los municipios dicen ‘aquí no entran’, no entran porque tienen el respaldo de la población".