Política

Encubrió García Guzmán desvío de 12 mdp de programa para prevenir cáncer de mama

junio 04, 2018

Ricardo García Guzmán, ex contralor general del Estado y actual aliado político del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y de su hijo el candidato Miguel Ángel Yunes Márquez, toleró y encubrió que durante el gobierno anterior casi 12 millones de pesos del programa de "prevención de cáncer de mama" fueran desviados.

El ex funcionario duartista es uno de los ex servidores públicos que han recibido el beneficio del criterio de oportunidad, donde no se procede contra ellos a cambio de información, sin embargo en el gobierno anterior la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le instruyó solventar y proceder contra los responsables de malversar los recursos del citado programa.

A través del oficio DGR/B/B1/1774/2016 la Auditoría Superior de la Federación notificó el 30 de junio de 2016 al entonces contralor general del Estado para que procediera a la notificación del pliego de observaciones, su consecuente solventación y sanción contra los responsables del desvío de 11 millones 577 mil 988 pesos con 36 centavos que fueron mal aplicados en Veracruz.

Debido a que durante el sexenio anterior, tanto Mauricio Audirac como Ricardo García fueron omisos a las notificaciones de la ASF, en el mismo oficio la dependencia le advierte "a efecto de evitar triangulaciones innecesarias en el análisis de la información y documentación que se remita, debido a que esta Dirección General de Responsabilidades carece de atribuciones para analizar la acción de mérito, razón por la cual se solicita se sirva marcar únicamente copia al suscrito del oficio, sin anexos por el que se remita la referida documentación".

El oficio fue enviado por Víctor José Lazcano y Beristáin al ex contralor Ricardo García Guzmán para que actuara en consecuencia, sin embargo sólo toleró y encubrió los desvíos ocurridos en el duartismo.

Por ello, durante su campaña a gobernador en 2016, Miguel Ángel Yunes Linares calificó como "tapadera" al ex contralor, pero al paso de unos meses lo perdonó e incluso le abrieron las puertas en el Partido Acción Nacional para registrarse como candidato a presidente municipal, pero ante las críticas no le dieron la candidatura a él, aunque sí a su chofer.