Política

Llama Iglesia a la cordura para impedir la polarización social por procesos electorales

mayo 22, 2018

Orizaba, Ver.- La polarización social por el tema electoral ya preocupa a la jerarquía católica al menos en esta de Orizaba, de hecho la Diócesis inició lo que se pudiera considerar una campaña de convocatoria a la unidad social, evitar los enfrentamientos incluso entre las familias mexicanas, "no es normal es que esas simpatías y antipatías se trasladen a las comunidades y entre las personas se genere un conflicto capaz de poner en crisis a las familias y las amistades".

En su editorial, el semanario Buena Noticia de la Diócesis de Orizaba, la jerarquía católica hace un llamado a la cordura ciudadana ante la polarización que se genera por las elecciones presidenciales, de hecho y desde el título "Unidad en lo esencial", se convoca a dejar de lado ataques entre los mexicanos, según se presume.

"Estamos con elecciones en puerta. Unas elecciones históricas por la trascendencia de los actores políticos que se elegirán: desde el presidente de la República hasta diputados locales. Ante el gran abanico de posibilidades, entre las que se puede elegir, surgen las simpatías y antipatías por las personas postuladas o los partidos", señala en el primer párrafo de su postura.

Ante ese escenario, se llama a tomar decisiones que no afecten a la estabilidad social e incluso familiar, "actitud normal en una sana democracia. Lo que no es normal es que esas simpatías y antipatías se trasladen a las comunidades y entre las personas se genere un conflicto capaz de poner en crisis a las familias y las amistades".

Los cristianos estamos en el mundo, se afirma, "pero no debemos ser del mundo. Estas palabras de nuestro Señor nos recuerdan nuestra responsabilidad de participar en las realidades terrenas sin contaminarse de las actitudes mundanas. El cristiano debe ser factor de cohesión y unidad no de división.

"Si de verdad se busca un país más justo, libre, solidario y fraterno entonces se debe pensar en términos de bien común desarrollo integral y justicia social. Estos principios son más amplios que una persona o un partido y más cristianos que una agenda política", expone.

Evoca pasajes religiosos para ejemplificar su llamado a la tranquilidad, "resultan siempre válidas las palabras de San Agustín: ‘unidad en lo esencial, en lo dudoso pluralidad y en todo, caridad’. Los cristianos necesitamos mantenernos firmes y unidos en lo esencial: la búsqueda del bien común; ser humildes y dar libertad de posturas en lo no esencial y, en todo, mostrar el amor que solamente el Espíritu Santo puede producir en nosotros.

"Estos tiempos se convierten en una oportunidad para que la luz de Cristo resplandezca a través de nosotros y consolidemos nuestro testimonio en la búsqueda de unidad y diálogo", concluye su editorial.