Municipios

Sigue violencia: tres ejecutados en la zona sur

mayo 19, 2018

Coatzacoalcos, Ver.- Tres personas fueron asesinadas en el sur de Veracruz, una de ellas dentro de una gasolinera, muy cerca del malecón Costero, a los agresores no se les logró detener. En Coatzacoalcos, un varón fue ultimado y otro más lesionado por arma de fuego en plena gasolinera ubicada en la esquina de Platón Sánchez y malecón de Coatzacoalcos; en una zona de mucha circulación vehicular.

De acuerdo con la información oficial, la agresión ocurrió cuando las dos víctimas estaban a bordo de carro tipo versa rojo, cargando gasolina. Sicarios llegaron hasta el lugar y de manera rápida les dispararon desde otra unidad, el copiloto perdió la vida, mientras que el piloto fue trasladado a un hospital donde se le reporta como grave. El área fue acordonada por elementos de la Policía Federal, pero no pudieron dar con los agresores, a pesar de la intensa movilización policiaca.

Más tarde, en el municipio de Jáltipan, el conductor del taxi 313 fue ejecutado a balazos en la calle Pensador Mexicano entre Cuauhtémoc y Juan Escutia de la colonia Murillo Vidal. Testigos refieren que fueron varias detonaciones de arma de fuego las que se escucharon y la víctima fue emboscada por unos sicarios cuando se dirigía a su unidad. Pese al auxilio de Protección Civil, el ruletero ya no contaba con signos vitales y los elementos policiacos acordonaron la zona.

Ya casi en la noche, en el municipio de Agua Dulce fue asesinado el campesino Uriel Jiménez Cruz, de 46 años de edad; sobre este asesinato no hay claridad en los hechos pues se habla que fue asesinado cuando le reclamaba a un conductor con un arma de fuego y otros señalan que fue con arma blanca.

El campesino se quedo tirado en la vía pública mientras se realizaban las diligencias ministeriales; dejó en la orfandar a dos menores.

Nos agarraron de basurero: alcalde de Las Choapas

"Nos habían agarrado de basurero, ahí iban a tirar descuartizados, embolsados, nos habían agarrado de basurero, uno por semana sí nos lo iban a tirar", afirmó el presidente municipal de Las Choapas, Miguel Ángel Tronco Gómez. Según el edil, todavía hasta el año 2017, en el municipio del sur tiraron cadáveres, y el problema de la inseguridad era un mayor, pero a partir de asumió la administración municipal dejaron de aparecer los descuartizados.

"Cosa que a partir del día primero de enero, no se ha dado, hay incidentes, pero no focos rojos, ya paró la mortandad que había. Es lamentable, apenas el año pasado Las Choapas nos habían agarrado de basurero. Ahí iban a tirar descuartizados y a partir del 1 de enero a la fecha no ha ocurrido", refirió.

Tronco Gómez mencionó que solicitó el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y junto con la policía municipal, dieron mayor vigilancia y esto frenó los asesinatos. El ayuntamiento de Las Choapas solicitó 32 cámaras de videovigilancia al gobierno del estado y ya comenzaron a instalarse en ocho puntos estratégicos.

El edil dijo que la anterior administración municipal, a cargo del ex alcalde del PRD, Marco Antonio Estrada Montiel dejó una deuda de nueve millones de pesos con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), 800 mil pesos.

Abundó que el ayuntamiento pasado también quedó a deber al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), 6 millones de pesos; a la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), 4 millones 800 mil pesos, y los laudos pendientes con ex trabajadores que ascienden a los 15 millones de pesos.

"Es un daño patrimonial de 35 millones de pesos. No sé que vaya a pasar. No será denunciado porque personal del Órgano de Fiscalización Superior ya hizo la revisión de 200 obras. No sé en que vaya a parar. No es cacería de brujas, no me pienso desgastar queriendo ver a alguien en la cárcel", finalizó Tronco Gómez.

En Córdoba, videocámaras no reducen violencia

Con todo y la instalación de cámaras de vigilancia, vecinos de la colonia Arboledas siguen siendo víctimas de la inseguridad, aun cuando en dicha colonia se encuentra ahora el cuartel de los elementos de la Sedena continúan la violencia, señaló Édgar Hernández, representante del comité de vecinos de Arboledas.

Esta colonia es uno de los focos rojos en materia de inseguridad en donde imperaba el robo a casa habitación, a transeúnte y atentados contra las unidades. De ahí que el comité de vecinos optó por contratar su propio sistema de vigilancia que funciona desde hace dos años aproximadamente, a través de una empresa privada se instalaron hasta el momento ocho cámaras, lo que ha logrado descender los delitos.

Sin embargo, en días recientes de nueva cuenta se han disparado los ilícitos, en tan sólo una semana se acumuló el asalto a una tienda de abarrotes y levantón a un comerciante de mole. El entrevistado reconoció que es necesario que se continúe con este sistema de seguridad, aunque a dos años de haber sido instalado piden al municipio que de alguna manera de apoyo ya que cada vez les resulta más difícil seguir pagando de su bolsillo la mensualidad del servicio, además, están en búsqueda de que se extienda el número de aparatos.

Detalló que, aunque la instalación de las cámaras beneficia a varias familias, en realidad son pocos quienes hacen esta aportación económica, por lo que cada vez resulta más difícil poder sostenerlo, ya que al mes erogan un pago superior a los 2 mil pesos, cantidad que se divide entre los vecinos, mientras que cuando necesitan de un video por algún motivo, también deben de hacer otro pago extra, por lo que pidieron algún tipo de ayuda al municipio.

Reconoció que ya no saben qué hacer para aumentar la vigilancia en esta colonia pues aun cuando existen cámaras y es el paso obligado de efectivos de la Sedena, no cesa la delincuencia expuso Édgar Hernández, representante del comité de vecinos.