Política

México, de intermediario a dueño del droga, destacan

mayo 19, 2018

En la compra y venta de drogas por el narcotráfico, la función de México era de intermediario entre Colombia con otros países, pero hoy en día se ha convertido "prácticamente en el dueño de todo el negocio", afirmó el escritor y periodista Colombiano, Santiago Gamboa.

El autor de las novelas Páginas de vuelta, y Necrópolis con la cual ganó el premio La Otra Orilla en el año 2009, estuvo en la Feria Internacional del Libro Universitario (FILU) a fin de participar en un conversatorio.

En entrevista dijo que México tiene unos problemas terribles de violencia, por los cuales la gente en Colombia, "sentimos mucha, tenemos un gran sentimiento de culpa, porque gran parte de eso, tiene que ver con el narcotráfico que vino de Colombia".

Advirtió que el problema del narcotráfico en Colombia continua, pero en comparación con México, este último país cambió la posición que tenía anteriormente en la comercialización de las drogas. "México en principio era un intermediario y ahora es prácticamente el dueño de todo el negocio".

Los ciudadanos de Colombia y México han tenido que enfrentar los problemas de la violencia que son generados por la disputa del dinero, y del poder económico, político y militar. "Estamos enfrentados los dos países a una misma fuente de origen de problemas, que tiene mucho dinero, mucho poder y ese poder se va transformando en poder político, económico, en poder militar".

El egresado de la licenciatura en Literatura de la Universidad Javeriana de Bogotá expuso que las guerrillas que no firmaron el Acuerdo de Paz con el gobierno de Colombia en noviembre del año 2016, son los que ahora hacen negocios con los carteles de droga en México.

"En Colombia, gran parte de las disidencias de las guerrillas, es decir, los que no entraron al proceso de paz, están haciendo negocios con los carteles mexicanos en Colombia, por lo tanto es el mismo problema dividido en dos países", afirmó.

Santiago Gamboa consideró necesario que el gobierno mexicano invierta los recursos públicos en educación, cultura, servicios de salud, infraestructura y cree las condiciones para que se den las oportunidades de empleo a los ciudadanos.

De lo contrario, si los gobiernos federal, estatales y municipales en México no invierten en infraestructura para mejorar las condiciones de vida y economía de las familias, entonces el negocio del narcotráfico seguirá en crecimiento, explicó.

"Esperamos que ustedes México pueda resolver paulatinamente esa situación de oportunidades, de inversión social en los lugares donde el narcotráfico ha ido haciendo su fuerte, porque el narcotráfico al igual en México que en Colombia están viendo el resultado del olvido oficial, de la falta de oportunidades y de la desigualdad económica", afirmó.

En Colombia dijo el escritor, padecen los problemas de la guerrilla, del paramilitarismo y la delincuencia común que son tres fuentes diferentes generadoras de violencia, y por otro lado tienen "el narcotráfico que contamina todo, y también contamina el Ejército, el Congreso, la economía desde todos los ángulos".

Aclaró que el problema de las personas desaparecidas en Colombia tiene que ver más con el militarismo y con la guerrilla que con el narcotráfico. "Porque los narcotraficantes colombianos no hacen nada distinto al narcotráfico, es decir un narcotraficante nunca secuestra, en Colombia nunca secuestró ni hizo delincuencia común".

Finalmente informó que los narcotraficantes colombianos, se dedican a la fabricación y comercialización de drogas, sin que se involucren en delitos de secuestro o desaparición de personas.

"Los narcotraficantes colombianos tenían muchísima plata, ellos no tenían que hacer otros delitos eso es un poco la gran diferencia, los delitos de los que tu me hablas los hacen otros, otros sectores de la violencia colombiana, el secuestro, la desaparición, todo eso", finalizó.