Política

Con AMLO se revisarían concesiones por el aeropuerto; es un elefante blanco "carísimo"

mayo 16, 2018

Veracruz, Ver.- De ganar Andrés Manuel López Obrador la presidencia de la República, Javier Jiménez Espriú asumiría la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y se iniciaría una revisión de las concesiones entregadas durante la Ampliación del Puerto.

Jiménez Espriú indicó que le dará continuidad a todas las obras salvo que se encuentre "inútil" alguna de ellas, como ha ocurrido con el nuevo aeropuerto, sin embargo, las otras serán revisadas eventualmente.

"No se trata de llegar y parar todo lo que se está haciendo porque lo hizo el anterior, no es el capricho, le daríamos continuidad salvo que se encontrara que es una barbaridad como en el caso del aeropuerto (...) así como se ha dicho que se revisarán contratos del sector energético, si llegamos a asumir una responsabilidad debemos decir ‘dígannos cómo nos están entregando’ y revisar lo revisable, ahora no vamos a dedicar los primeros tres años a revisar todo el desorden que encontremos", explicó.

Durante su visita a Veracruz, Jiménez Espriú se refirió a las declaraciones del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, quien dijo que la Base Aérea Santa Lucía resulta de gran utilidad para la Sedena.

"No conozco a detalle cuál es el asunto pero ya lo veremos con calma si el señor Obrador es electo presidente de la República y lo comentaremos con el Ejército y el gobierno actual, me extraña el tema porque la construcción del nuevo aeropuerto cancela las posibilidades de operación de la base aérea de Santa Lucía, o sea que está señalada ya como no operativa a partir del nuevo aeropuerto", dijo.

Afirmó que le gustaría saber si el titular de la Sedena se refiere al uso de suelo o si hay alguna situación sobre los terrenos conforme al aeropuerto.

Jiménez Espriú explicó que se solicitaría que se detenga la inversión para no seguir ampliando el nuevo aeropuerto y desarrollar auditorías de carácter técnico de operación del aeropuerto y del mantenimiento de instalaciones así como del impacto ambiental del aeropuerto en la zona así como contralor del agua ya que era vaso regulador para la zona de México.

"Del impacto que hay por las aves que son peligrosas las que están llegando al lago Nuevo Carrillo y que pueden obstaculizar los aviones y ahora se habla de secar ese lago, cosa que sería un terrible golpe al impacto ambiental, el impacto social y urbano que se tiene, el problema de la vialidad, en fin", aseguró.

El morenista afirmó que todo lo anterior hace inviable este aeropuerto, además de que resulta fuera de lo lógico que un país que debe 200 mil millones de dólares y 80 por ciento de sus hospitales saturados, que cree un elefante blanco que va a costar carísimo construir y mantener.

Quien fue propuesto por López Obrador como secretario de Comunicaciones y Transportes afirmó que la vocación de la zona es de control hidrológico a través del lago que se encuentra ahí y debería restituirse.