Analiza Congreso cárcel de hasta 6 años a padres que obliguen a sus hijos a trabajar
mayo 03, 2018 | Jair García

A una pena de hasta seis años de cárcel podrían ser acreedores aquellos padres de familia que obliguen a sus hijos a trabajar, además de la posibilidad de perder la patria potestad de los menores.

Esto apenas fue presentado como una iniciativa en la sesión ordinaria del Congreso local, por parte del diputado local del PVEM, Manuel Francisco Martínez, quien propuso tipificar como delito el hecho de que los padres de familia pongan a sus hijos a trabajar en la calle.

Para ello, propuso adicionar al Código Penal de Veracruz los artículos 250 Bis y 250 Ter para establecer: "al que por cualquier medio, administre, induzca u obtenga un beneficio económico, a través de la explotación laboral de un menor de edad, poniéndolo a trabajar en las calles, avenidas, espacios públicos, recintos privados o cualquier vía de circulación, se le impondrá de dos a seis años de prisión y de 100 a 300 días de multa".

Detalló que por explotación laboral infantil, se entenderá a la utilización, para fines económicos familiares o de otra índole, de menores de edad por parte de adultos, afectando con ello el desarrollo personal y emocional de los menores y el disfrute de sus derechos.

Cuando el responsable tenga parentesco, conviva o habite ocasional o permanentemente en el mismo espacio o domicilio con la víctima, o se trate de tutor o curador, se le impondrán las mismas sanciones que se establecen en el artículo anterior, pero además si pusiera en peligro la vida o integridad del menor de edad, perderá la patria potestad y cualquier derecho que pudiese tener sobre la víctima, así mismo la autoridad judicial que conozca del asunto pondrá a éste a disposición y cuidado de la autoridad correspondiente en la materia.

El diputado local expuso que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), menciona que aproximadamente el 24% de los trabajadores entre 5 y 17 años se encuentran en tres estados de la República mexicana las cuales son: Estado de México, Jalisco y Puebla.

52.8% se distribuye en la cuarta parte de los Estados: además de los anteriores, Michoacán, Veracruz, Guerrero, Chiapas y Guanajuato. "Toda esta información, refleja una lamentable realidad en el país y en nuestro estado; un número importante de nuestras niñas, niños y adolescentes, están trabajando en vez de estar en las aulas estudiando, están siendo explotados laboralmente expuestos a peligros en las calles, a enfermedades, a ilícitos, a drogas y a muchas otras situaciones negativas que nada las justifican", agregó.

Las fotos del día