Municipios

Inegi: desde 2010, más de 89 niños y más de 519 adolescentes asesinados

abril 30, 2018

Agua Dulce, Ver.- Este Día del niño, muchos pequeños no están para celebrarlo porque fueron asesinados en Veracruz. Como resultado de una agresión directa o como daños colaterales, 89 menores de entre uno y 14 años han sido víctimas de homicidio entre 2010 y 2016, mientras que en el mismo periodo se registraron 519 adolescentes asesinados de entre 15 y 19 años, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Más aún, 2017 y el 2018 no han sido ajenos a noticias relativas a la muerte de niños y jóvenes en medio de la alta criminalidad que vive el estado. El sur de Veracruz no es la excepción en este escenario.

Muertes que lastiman a la sociedad

Algunos de los casos que más han conmovido y lastimado a los municipios sureños se han perpetrado en Las Choapas, Coatzacoalcos y Agua Dulce.

En el municipio hidrómilo, por ejemplo, en agosto del 2015 un menor de 14 años fue asesinado y su cuerpo se encontró en el basurero municipal. En el 2018, en enero, otro niño de 13 años murió tras recibir varios balazos en un rancho de la colonia Díaz Ordaz.

Las Choapas también ha contabilizado la muerte de niños en años recientes.

En abril de 2016, un pequeño de ocho años murió en la tienda de abarrotes de su abuelita cuando sujetos armados llegaron persiguiendo a otro que se refugió en esa misma tienda; y en noviembre de 2017, una pequeña de cinco años murió de varios impactos de bala cuando caminaba con su abuela en la colonia Reforma de ese municipio.

En Coatzacoalcos, en junio de 2017 se registró el asesinato de una familia en su hogar, entre los que se encontraban cuatro niños menores de 10 años. El caso trascendió por la crueldad con la que fueron ultimados.

Continuando con estas tragedias, apenas en este abril de 2018 una niña de ocho años murió en el fraccionamiento Punta Verde, de Cosoleacaque, cuando la pareja de su madre se refugió abajo de la cama para esconderse de sujetos que lo perseguían, pero estos abrieron fuego matando en el acto también a la pequeña.

A los 608 casos de niños y adolescentes víctimas de homicidio entre el 2010 y 2016 se le han sumado decenas más que se han cometido en todo Veracruz en estos últimos dos años; niños y jóvenes que han sido víctimas de secuestro, que han muerto en medio de una balacera o que han sido atacados directamente en un estado violento y convulsivo.