Políticos con "experiencia " Falacia de temporada electoral
abril 18, 2018 | Romeo González Medrano

Hablar de políticos "con experiencia" se ha vuelto una falacia o sea, una mentira que a base de repetirse no faltan ingenuos que la creen como verdad. En estos tiempos electorales - que parecen interminables - es común leer o escuchar de políticos que presumen de "experiencia" con lo que pretenden descalificar a todos los demás. Sin embargo, no hace falta rascarle mucho al estribillo para encontrar el cobre y descubrir la verdad. 

Si es en asuntos electorales, la "experiencia" está en saber hacer fraude cibernético, ser operador de acarreo o al menos fabricante de tamal de boletas;

Si es experto en algunos de los miles de programas sociales "la experiencia " se refiere a tráfico de padrones de beneficiarios y en manipulación de clientelas electorales;

Si es candidato a diputado o senador, la experiencia es en refrito o plagio de iniciativas y en levantar la mano;

Si el político del que se habla, se dice experto financiero y administrativo, se refiere a la capacidad para conseguir recursos públicos, desaparecer parte de ellos y/o financiar campañas después de haber inaugurado obras "sin precedente ";

Si el político es experto en fiscalización y rendición de cuentas, entiéndase que lo es en auditorías "a modo", en "cuadrar" los números, y en que ORFIS y ASF, a su salida, le haga lo que el viento a Juárez.

Si la "experiencia "de la que se habla y ufana el político es en "capacidad "‘para gobernar en la pluralidad y devolver paz y tranquilidad al estado o al centro de la ciudad, la falacia no tiene madre: se refiere a la capacidad para planchar ($) y manipular la compra anticipada de votos a líderes de grupos mediante obras y acciones no presupuestadas (entiéndase no autorizadas) o bien silenciar ediles inconformes con monto extras de su compensación, etc. 

Usted pregúnteme que además de ganarme modestamente el sustento de mi familia, practiqué por años el análisis crítico de políticas populistas y operación de programas de corte neoliberal y…

Esto también aprendí: que en la administración pública federal, estatal y municipal no solo abundan los chapulines multicolor o sea camaleones de "hoja limpia" por aquello de la constancia de la Contraloría; también hay miles de servidores silenciados, usados, desaprovechados, honestos, creativos, quizá frustrados y con propuestas inteligentes, viables de cómo mejorar la administración y el uso de los recursos públicos. Se trata de trabajadores manuales o intelectuales que son un capital humano con experiencia y conocimientos de la administración y los servicios y asuntos públicos. Seres que nunca han gozado del constitucional derecho de libertad de expresión. 

El gobierno que se precie de ser democrático, honesto, eficiente, eficaz y austero no debe incurrir en la soberbia de "los políticos expertos" (tampoco académicos expertos) y por el contrario ha de abrirse al conocimiento, ideas y propuestas, cuya experiencia también le costó al erario público y sin embargo es desperdiciada o incluso tirada a la calle como ocurrió en el gobierno del Estado de Veracruz. 

Ya estuvo suave de "políticos expertos", hay que escuchar a los que nunca han sido escuchados donde encontraremos ingeniosas ideas y propuestas, una riqueza desaprovechada.

Un gobierno de alternancia con transformación social como prioridad verdadera debe al menos considerar estas reflexiones y otras semejantes. Será un honor. Solo la alternancia que impulsa una nueva mentalidad llega a ser nueva cultura política de los servidores públicos y principio de nueva identidad; es parte de la agenda que viene después de las elecciones y que en Xalapa parece que se ensaya como adelanto del cambio y la regeneración institucional nacional inaplazable. Un escenario en base al cual, como usted se habrá dado cuenta, los "cerebros" de la mercadotecnia electoral ya tratan de vender la falacia del candidato presidencial "preparado y experto" frente al "inexperto y de riesgo" pretendiendo ocultar lo importante que es saber al servicio de qué intereses se ha puesto tanto conocimiento y tanta experiencia. 

En la contienda electoral que abraza a los mexicanos, la diferencia esencial es de proyecto de nación, es de visión de futuro, es ética y de credibilidad. 

Las fotos del día