Política

El Día Meteorológico Mundial y las Ciencias Atmosféricas en la UV

marzo 22, 2018

El 23 de marzo es el Día Meteorológico Mundial. Coincidentemente, la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas de la Universidad Veracruzana (LCA) recibió el pasado 13 de marzo el reconocimiento ¡por cinco años! el primer nivel de calidad que otorgan los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior A.C. (CIEES).

La LCA se fundó hace 42 años. Respondió a la iniciativa de muy diversas instituciones y personas que detectaron un hueco en la formación de expertos en la atmósfera a nivel licenciatura en México, como lo asentaron en el Programa Indicativo de Meteorología, auspiciado por el recién nacido CONACyT, que para el efecto consiguió apoyo financiero de la OEA.

El apoyo de la OEA consistió en el financiamiento del edificio que actualmente comparte la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas con otros programas educativos, y una aportación de 60 mil dólares anuales que se extendió hasta 1984, lo que permitió la operación de un Centro de Meteorología Aplicada, que a la postre derivó en el Centro de Ciencias de la Tierra de la Universidad Veracruzana.

Así, desde sus inicios la LCA tuvo, y mantiene, actividades de investigación y vinculación al nivel de varias dependencias universitarias de investigación y prestación de servicios. Mediante el análisis metódico de datos, mediciones con los equipos más precisos posibles y, recientemente, a través de simulaciones computacionales, se ha realizado investigación aplicada sobre la calidad del aire, lluvia ácida, la hidrología de las principales cuencas de Veracruz, la compleja interacción entre la superficie escabrosa del estado y la atmósfera, la modelación de la variabilidad del clima, sequías, inundaciones, las causas y consecuencias del cambio climático global, los servicios climáticos, y el pronóstico meteorológico computarizado, la bioclimatologia y la climatología urbana, por ejemplo.

El plan de estudios de la LCA ha respondido siempre a las directrices de la Organización Meteorológica Mundial, dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, procurando un equilibrio entre las necesidades regionales y nacionales y la normatividad internacional al respecto.

Estas circunstancias y características hicieron que no fuera sorprendente que la evaluación de los CIEES realizada en 2017, le concediera a la LCA el reonocimiento a la calidad nivel 1 por cinco años, máximo nivel otorgado por este organismo.

Esta evaluación altamente positiva, consideró "el perfil de su planta académica, la sólida preparación en el área físico-matemática con la que se garantiza la formación teórica de sus egresados y el reconocimiento de sus empleadores…", además de que se trata de un programa estratégico para nuestro país, pues es la principal fuente de expertos en ciencias atmosféricas para atender, entre otras, las problemáticas relacionadas con el aprovechamiento de recursos naturales y la gestión de riesgos hidrometeorológicos y climáticos; es decir, que es un programa educativo fundamental para el delicado equilibrio entre el aprovechamiento y el cuidado del medio ambiente.

La LCA es, válgase la redundancia, una licenciatura en ciencias, al igual que lo son otras como Física, Matemáticas, Historia o Antropología; programas cuya prioridad debe ser la calidad de sus egresados y que pretenden ser la cuna de investigadores, profesionistas y actores clave para el desarrollo y aplicación de las ciencias en beneficio de la sociedad. Baste mencionar que los egresados de Ciencias Atmosféricas de la Universidad Veracruzana han conformado en los últimos quince años el mayor porcentaje del personal operativo del Servicio Meteorológico Nacional y de otras oficinas regionales y estatales de meteorología; algunos de ellos han tenido incluso funciones directivas en esas instancias.

En suma, los egresados de la LCA se desempeñan en diversas instituciones públicas y privadas del país, como en el Centro de Investigación Científica y Estudios Superiores de Ensenada -CICESE-, la UNAM, la Universidad del Papaloapan y otras instituciones de educación superior, el Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua, los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano, la Secretaría de Marina, el Sistema Nacional de Protección Civil, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, la Comisión Federal de Electricidad, PEMEX, el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias, agencias de seguros agrícolas y de transporte, sanidad vegetal y agroalimentaria, , sin faltar los egresados que se desempeñan en el sector privado, un puñado de los cuales han creado sus propias empresas.

En el ámbito internacional algunos egresados realizan investigación en la Universidad de Maryland y la National Oceanic and Atmospheric Administration de los Estados Unidas, la Universidad del País Vasco, o el Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y el Caribe, con sede en Panamá; otros más realizan actualmente estudios de posgrado en prestigiadas universidades del mundo, como las de Edimburgo, East Anglia, Hamburgo, Bilbao, Valencia, Costa Rica, Buenos Aires, Sao Paulo, Montreal, Nebraska, Oklahoma y California, por mencionar algunas.

Hasta hace una década la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas era la única en el país; surgió una Licenciatura en Ciencias de la Tierra en la UNAM con una fuerte componente atmosférica, y hace un par de años nació la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas en la UAM Iztapalapa. Ya no es la única pero, citando las palabras de los pares evaluadores del CIEES durante su visita, la LCA de la UV, con sus 42 años de existencia, es "una joya" para nuestro país.

*Colaboraron los académicos de la LCA Beatriz Palma, Jorge L. Vázquez y Matías Méndez.