Municipios

Desarma Fuerza Civil a policía municipal de Acultzingo, sometido por huachicoleros

marzo 19, 2018

Acultzingo, Ver.- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) lanzó un nuevo ataque a la delincuencia organizada en este municipio, que prácticamente es controlado por los huachicoleros y roba trenes, ordenó la desarticulación de la policía municipal y desde este fin de semana, los 15 gendarmes locales fueron desarmados y concentrados a la capital del estado, "para acreditar los exámenes de confiabilidad", según se conoció.

Los policías municipales nunca imaginaron que tras los hechos del jueves pasado, ellos serían los primeros en ser removidos; la desarticulación de la policía municipal los tomó por sorpresa pues mientras descansaban, en la madrugada llegaron elementos de la Fuerza Civil para desarmarlos y llevarlos a la ciudad de Xalapa.

La acción fue ejecutada por un grupo de elementos de la Fuerza Civil, quienes armados y a bordo de varias patrullas, iniciaron recorridos de vigilancia y prevención en esa cabecera municipal. El hecho sobreviene como respuesta a la violencia generada el jueves pasado en el que un civil murió a consecuencia del enfrentamiento suscitado entre presuntos delincuentes y policías estatales.

Pero la medida igual generó incertidumbre entre los mismos habitantes de este municipio debido a la violencia de hace unos días pues se teme que el arribo de más elementos de la policía estatal pudiera generar nuevos enfrentamientos entre fuerzas estatales y los miembros de los grupos delincuenciales que se han apoderado de esta zona, como lo son los huachicoleros y los asalta trenes; este domingo la Fuerza Civil aumentó su presencia en la región con más vehículos incluso blindados, como el conocido rinoceronte.

Tras los enfrentamientos del jueves pasado, la población no únicamente se atemorizó sino que además reforzó las acciones de seguridad tanto en sus domicilios como en los comercios que hay en la cabecera municipal, así como en la parte baja del municipio en donde se ubica una zona de restaurantes de comida tradicional.

Sin embargo, la violencia e inseguridad que desde hace meses se tiene en este municipio, que no ha podido ser controlada por el ayuntamiento, provocó que desde hace semanas, la actividad comercial haya disminuido de forma constante pues, en términos generales, el comercio detiene sus actividades comerciales a temprana hora por temor a ser objeto de hechos de violencia e incluso provocó que las corridas de las líneas camioneras de pasaje se hayan acortado y después de las ocho de la noche prácticamente la actividad en las calles desaparece.

En tanta la población se mantiene a la expectativa sobre todo en las congregaciones cercanas a las vías del ferrocarril debido a que este es uno de los municipios en donde se registra el mayor número de robos a trenes.

Los atracos se realizan con la misma forma de operar: bloquean las vías del ferrocarril, obligan a los maquinistas a detener el convoy para de inmediato abrir los vagones y saquear la mercancía, que en su mayoría se trata de abarrotes.