Política

Exige Morena aclarar muertes; lamenta uso de situación social para criminalizar

marzo 16, 2018

El Comité Ejecutivo Estatal de Morena interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en la que solicita su intervención para que investigue la ejecución de las dos menores de edad, Nefertiti "N" de 16 años y Grecia "N" de 14 años, quienes murieron a manos de policías del estado.

Manuel Huerta Ladrón de Guevara, presidente estatal de Morena, presentó la queja ante la CNDH en la que solicita a la dependencia su intervención para investigar las presuntas ejecuciones extrajudiciales en contra de Nefertiti y Grecia de 14 y 16 años el pasado sábado 10 de marzo en Rio Blanco, Veracruz.

La queja con número de control HULM1803150019 señala a Miguel Ángel Yunes Linares, Rogelio Franco Castán, Jaime Ignacio Téllez Marié y Jorge Winckler Ortiz, en calidad de servidores públicos responsables de los cuerpos de seguridad pública del Estado de Veracruz.

"Los posibles hechos que Morena solicita a la CNDH esclarecer son violación de derechos humanos de los niños y las niñas y los jóvenes, presunto feminicidio, presunta ejecución extrajudicial, posible crimen de lesa humanidad".

En la queja interpuesta, se citan las declaraciones de Miguel Ángel Yunes Linares, en donde asegura que "la policía estatal podría actuar sin previo aviso o especial pronunciamiento de alguna autoridad judicial". Tales declaraciones podrían representar un acto violatorio, pues no se puede emitir juicio de valor alguno en acontecimientos de esta índole y menos, en ausencia de investigaciones que permitan fincar responsabilidades. El líder de Morena lamentó también las declaraciones de Jorge Winckler respecto a las investigaciones, "usando la pobreza, juventud, género y situación familiar de las jóvenes como factores que permiten vincularlas con el crimen".

El dirigente de Morena reprochó lo dicho por el Fiscal en contra de los medios, en donde los califica de entregar una versión "morbosa y distorsionada de los hechos", y exige hacer la aclaración respectiva con los datos que él mismo presentó. Exigencia que podría interpretarse como intimidatoria y en perjuicio de la libertad de expresión. Además de ser posiblemente violatorias, estas declaraciones denotan indiferencia, crueldad e inhumanidad.