Sociedad y Justicia

Denuncia universitaria irregularidades en área de movilidad de UV; peligra estancia

marzo 08, 2018

Veracruz, Ver.- Cinco meses pasaron para que María Fernanda Domínguez Acosta obtuviera su carta de aceptación que le permitía la correcta movilidad entre la Universidad Veracruzana y la Universidad Nacional de Quilmes en Argentina.

Una serie de malos entendidos e irregularidades por parte del área de movilidad –de acuerdo con la estudiante– causaron una problemática cuando ella llegó a Argentina, donde no obtuvo una visa de estudiante, sino como turista.

"Me mandaron un correo donde decía que me iban a recibir, yo guardé ese correo, es una evidencia, después me contacto con una chica que también se va a la misma universidad, y me doy cuenta que todos los mexicanos recibieron su carta en octubre y me queda la confusión que por qué soy la única mexicana que recibió la carta en febrero", explicó.

Señaló que Adriana Vivanco, que lleva el proceso de movilidad en la UV, no le respondía las llamadas, a pesar de que estaba citada el 21 de febrero en Buenos Aires. "Me salió el triple de caro porque no lo pude comprar con anticipación, tuve que salir corriendo, todo fue a las carreras, esos gastos fueron por mi cuenta, pasaron muchas situaciones, agradezco el apoyo de la UV en cuando a la facultad de Ciencias de la Comunicación, sí me ayudaron", expresó.

La estudiante explicó que ya estando en Buenos Aires le indicaron que el convenio no se renovó. "Cuando llegues a migración vas a aparecer como turista, no como estudiante (...) eso me pone en jaque porque yo compré un seguro de gastos médicos que me avala como estudiante, si a mi me pasa algo tendría que recurrir a un hospital público, a ver si me atienden, yo no tengo beca, lo único que la escuela me pudo dar, y aun no llega, es un apoyo por parte del Promejoras y son 35 mil pesos, para vivir en Argentina medio año, donde la inflación sube, es irrisorio, un cuarto está en 10 mil pesos y ni siquiera amueblado", comentó.

Afirmó que cuando vuelva a México, pretende enviar una carta de inconformidad, debido a las irregularidades que ocurrieron durante su proceso. " No me gustaría que mis compañeros pasaran por una situación así estando en otro país", aseguró la estudiante, que actualmente permanece en Argentina.

Sin embargo, el vicerrector de la Universidad Veracruzana campus Boca del Río, Alfonso Pérez Morales, aseguró que la Universidad no abandonó a una joven de la facultad de Ciencias de la Comunicación en movilidad a Argentina.

"Ella se va a Argentina, pero hay un poco de teléfono descompuesto, ella no tomó las instrucciones que debía de llevar, debieron también estar más en contacto, ella se fue directo allá, se presenta en la escuela y le dicen aquí no hay convenio, y nosotros tenemos convenio formal con Argentina, pero este convenio es uno que a diferencia de otros países, se hace a través de una entidad que tiene allá, que se llama Jóvenes de Internacionalización en México Argentina (JIMA)".

Expresó que los chicos acuden y ya se hace de forma directo, sin embargo ella al no acudir al área de internacionalización, que tiene conocimiento del convenio, sino que llegó a la facultad en sí, se lo negaron. Consideró que si hubiera habido comunicación tanto de la chica como del área hubiera sido diferente.

El vicerrector señaló que en este año se envió al doble de jóvenes en internacionalización. "No es raro que cuando a pesar de que en un momento dado se tengan convenios firmados a veces las estructuras que se encargan de movilidad internacional de otras universidades no coincidan en fechas, al no tener esa coincidencia es posible que a algún alumno se le diga, no se ha contestado aun en esta universidad, en el caso de la chica, inicialmente había posibilidad de que fuera en otra universidad", dijo.

Pérez Morales explicó que se les pide a los chicos que asistan a reuniones de internacionalización y estén pendientes de todas las pláticas introductorias que se dan. Afirmó que ella llevaba visa de turista, en el área de movilidad el darían la visa de estudiante, como proceso automático, sin embargo ella saltó este proceso, lo que provocó toda la problemática.