Política

Con MAYL, "intacta la estructura criminal de Duarte en los Ceresos"; PGR no investiga

febrero 28, 2018

La estructura criminal de control en los 17 Ceresos así como parte de las policías que sembraron el terror con Javier Duarte permanece intacta en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, por lo que existe una denuncia en la PGR acusándolo de incumplimiento de un deber legal, extorsión, omisión y complicidad, declara Filiberto Luiz Rodríguez Pérez, un activista social que, asegura, pasó injustamente más de ocho años de su vida recluído tras ser denunciado por el delito de fraude, con el propósito de acallarlo y que dejara de denunciar el robo que funcionarios municipales y estatales estuvieron haciendo en Coatzacoalcos con recursos para la reubicación del basurero de ese municipio, en la gestión de Iván Hillman Chapoy.

Durante su encarcelamiento, asegura, se percató primero de la manera en que operan Los Zetas dentro del penal de Coatzacoalcos y posteriormente en el de San Andrés Tuxtla, situación que supone se extiende a los otros y que se mantiene exactamente igual pues el gobierno estatal panista ha decidido "buscar la complicidad en lugar de desmantelarla".

A sus 69 años no le teme a las consecuencias de su denuncia, pues "si me hubieran querido hacer algo lo hubieran realizado durante el tiempo que estuve en prisión", sin embargo, afirma que ha recibido amenazas y tuvo que salir del estado a fines de 2016, cuando acabó su condena para irse a la Ciudad de México por motivos de seguridad; ahí en fechas recientes fue objeto de un atentado en el albergue donde se hospedaba, lo que lo motivó a abandonar también ese lugar.

Sin otro interés que "pretender hacer algo por los demás que ven desalentados cómo ha fracasado el gobierno estatal actual", el sociólogo de formación afirma que desde dentro de la cárcel logró darse cuenta de cómo funciona el aparato criminal y sus ligas con la clase política, por lo que en enero del 2011 a la llegada de Javier Duarte, publicó la primera de serie de cartas en la revista Proceso denunciando los atropellos, abusos de delincuentes y ausencia total de leyes en las que viven los 2 mil internos del penal de Coatzacoalcos entre otros.

—¿Por qué afirmas que sigue la misma estructura de control en los Ceresos?

—Cuando supimos de la candidatura de Miguel Ángel Yunes Linares y que prometía un nuevo amanecer, pensamos que haría limpieza en los penales y acabaría la venta de drogas, corrupción, torturas, abuso de directores y criminales que controlan cada penal, y que iría a fondo con todas las consecuencias pero pronto me di cuenta que sigue vigente la red de corrupción tan grande que tiene el sistema de seguridad pública que no sabes a quien acudir a denunciar. Empieza en la FGE que te encierra sin pruebas, en los juzgados, luego la pena de ser acusado injustamente te espera un calvario en el penal. Eso mismo lo padecen ahora 22 mil internos con sus familias como víctimas directas e indirectas que no pueden decir nada porque se arriesgan a perder la vida , a recibir extorsiones, secuestros, todo ello controlado por la delincuencia organizada.

"Hace poco declaró el dirigente en Veracruz de Morena que la estructura no ha salido del sistema de gobierno del estado; esto es cierto porque a raíz de que entró Yunes Linares y su gente no se hizo el cambio estructural para limpiar los Ceresos. Todo sigue igual. En la última denuncia que hice doy los nombres de cuatro personas que permiten que todo siga igual y son el director y subdirector de Cereso de San Andrés Tuxtla, así como Raúl Platón, director de Reinserción Social, y del secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, que está al tanto de la corrupción, de la cual es también beneficiario —manifestó.

—¿Por qué te atreves a hacer esta declaración?

—Por algo hay que empezar. Ningún político o funcionario, comenzando por el gobernador, han mirado a los Ceresos, donde sobrevive un grupo sometido, sin inserción social en un sistema de justicia penal que es una falacia. Todo está en manos de ineptos y corruptos. El poco dinero de los familiares va a los bolsillos de los directores, que han amasado grandes fortunas, entre otros, funcionarios de los gobiernos priístas. Todos estos están denunciados en la PGR desde 2010 hasta la última que presenté el 27 de junio de 2017.

—¿Por qué crees que la PGR no ha actuado luego de estas denuncias y de los hechos conocidos en el estado?

—Por la complicidad de los delegados. Toda la impunidad se debe a esa omisión y complicidad en el estado. En las cárceles es común la violación a derechos humanos, ahí sobrevive un sector de la población masacrado, torturado, explotado, con problemas de drogadicción y abusado tanto por criminales como por autoridades corruptas.

—Al haber experimentado personalmente el peso de la corrupción del gobierno y vivir el infierno de los reclusorios veracruzanos, ¿qué opinas de la propuesta de amnistiar a sicarios y criminales? —se le inquirió.

—Creo que es una medida de reconciliación porque en San Andrés Tuxtla donde hay alrededor de 500 internos, unos 80 son secuestradores, la mayoría menores de 30 años de edad que sin estudios ni empleo se metieron a la delincuencia organizada por hambre, porque no hay desarrollo, porque todos los corruptos, empezando por los gobernadores de Veracruz no se han preocupado por darle una vida digna a esa región de Los Tuxtlas.

"De Coatzacoalcos ya ni se diga el nivel de pobreza, delincuencia y corrupción. Esto explica lo que ahora sucede ahí. Los Zetas están atrincherados peleando el territorio. En La Jornada Veracruz salió antier una queja de que están cobrando derecho de piso y que la gente mejor huye de la ciudad. Hay temor de que en cualquier momento sea extorsionada, levantada o asesinada por chamacos reclutados por criminales, que definitivamente son jóvenes que ni saben lo que están haciendo —dijo Filiberto Rodríguez.

—Considerando que en los anteriores gobiernos priístas la PGR no actuaba por pertenecer al mismo partido, ¿por qué no lo hace con Yunes Linares, que se supone es contrario al régimen?

—La corrupción no tiene partido, Yunes es un corrupto, se sabía ya y con el dinero que tiene le lleva a pensar que podrá imponer al hijo. La PGR ha sido sinónimo de impunidad por no investigar las denuncias que hay en todo el país.

—¿A que crees que se deba que en un estado con altos índices de violencia y criminalidad, hayan disminuído los hechos delictivos en Veracruz-Boca del Río e incrementado en otras ciudades?

—El muy cínico de Yunes, al instalar esta semana cámaras de vigilancia pone como ejemplo Boca del Río y Veracruz pero extraoficialmente se sabe que ahí, donde tiene intereses políticos y económicos, esta blindada ante la delincuencia y quiere hacer ver que el PAN esta funcionado, pero por desgracia no es así.

—Viéndolo de esa forma, ¿a qué crees que se deba lo que sucede en Xalapa, Poza Rica, ya decíamos en el sur, Córdoba, donde hay mucha delincuencia?

—Hay motivaciones políticas en ese hecho. Se sabe que los ayuntamientos gobernados por la oposición son los municipios donde menos control hay de la delincuencia. Los caciques ayudados por sicarios y delincuentes mantienen el control de la criminalidad, asesinando, acallando protestas de luchadores sociales, políticos de oposición, cosa lamentable porque a la par en una entidad que está de cabeza, no hay desarrollo, el Estado de Derecho no existe, navega sin rumbo político, económico ni social que a los veracruzanos nos indique que Yunes Linares vino a hacer realidad un incumplido nuevo amanecer.

—¿En que se basa tu denuncia al gobernador en la PGR?

—Por incumplimiento del deber legal, omisión, extorsión, venta de drogas, negligencia y solapar a la delincuencia organizada. Cuando tomó posesión dijo que la delincuencia organizada se había instalado en palacio de gobierno, pues le digo que no ha salido. Él lo sabe y se lo hice saber en una publicación de Proceso, porque conoce perfectamente la situación de los penales veracruzanos.

"Le busque para hacerle saber lo que sucede en las cárceles pero no le interesó ni como candidato ni como gobernador. Esta henchido de poder y lo único que quería era vengarse de Duarte, pero de ahí en fuera no ha hecho nada. Sigue endedudando a Veracruz, en la capital hay una gran inseguridad, todo sigue igual o peor.

"La carpeta de investigación donde está señalado el gobernador es CFD/VER/SATUX0002513/2017. Ésa la tiene la PGR y está radicada en la Visitaduría General para una opinión técnica. El fiscal de San Andrés Tuxtla, Alejandro Cardiel Espinoza, manipuló, la sesgó y la Visitaduria encontró que no realizó la investigación que llevaban la denuncia y eso también abona en lo que digo. Va dirigida en contra del gobernador, del secretario de Seguridad Pública, del director de Prevención y Readaptación Social, al director del Cereso de San Andrés Tuxtla, José Luis Cruz Naranjo, al director de Vigilancia y Custodia, Jesús Santos Urieta, y del grupo de custodios afines.

—¿Temes por tu seguridad?

—Claro que sí, pero lo arriesgo en la medida que yo lo haga se lograrán las cosas. Me mortifica que haya personas de la tercera edad en las cárceles donde hay sentencias de 80 años sin muchas pruebas, y ahí están rumiando. Los Ceresos son cementerios de vivos, sin ninguna esperanza de nada porque el gobierno no hace nada. Las defensorías de oficio son una falacia, todo mundo cobra, roban, y no hay para donde ver.

"He recibido amenazas de los sicarios al servicio del gobierno. Tengo una denuncia en la Fiscalía para Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión. He recibido amenazas por lo que se publica pero en la última le pedí a Yunes que así como está atento a lo que se dice de él, desmintiera que hay delincuencia organizada en las cárceles.

"Pongo un ejemplo con San Andrés Tuxtla. Quien lo dirige no es un profesionista, no tiene estudios y es totalmente corrupto. A José Luis Cruz Naranjo lo conocí cuando llegue por primera vez a Coatzacoalcos. Estuve ahí cuatro años y luego lo encontré otra vez en San Andrés, ahora como director, donde sigue actualmente y se ha enriquecido. Tiene tres restaurantes. Ha hecho una gran corruptela de todo, como con los teléfonos. Los celulares, que están prohibidos en los penales, sin embargo, los delincuentes manejan dichos teléfonos y el director tiene seis líneas para alquilar, en las que cobra a 8 pesos el minuto por llamada de salida y 4 pesos por la de entrada.

"Este‘servicio’ le deja unos 100 mil pesos semanales. Hay en ese reclusorio una total complicidad con el subdirector de Custodia y Vigilancia, Jesús Santos Urieta, y los custodios, todos ellos afines a la corrupción y sirviéndole al crimen. La droga entra porque el jefe de plaza la surte y pasa por los controles como si fuera un kilo de manzana — expresó el luchador social.

Filiberto ha pagado muy caro su idealismo, primero como defensor ambiental en Coatzacoalcos; después como promotor de los derechos humanos en los reclusorios, pero no se arrepiente. "Alguien tiene que denunciar", concluye.