Política

Investigación por desapariciones desde la SSP debe llegar a la cúpula: Paco Ignacio Taibo II

febrero 15, 2018

Las investigaciones por el delito de desaparición forzada en Veracruz, en las que ahora fueron vinculados a proceso tres ex mandos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y 16 ex policías, debe continuar hasta dar con la cúpula, porque alguien desde arriba las autorizaba, afirmó el escritor e historiador, Francisco Ignacio Taibo Mahojo, mejor conocido como Paco Ignacio Taibo II.

Del 14 al 18 de febrero en el parque céntrico Benito Juárez se realizará un proyecto ciudadano de fomento a la lectura que desde 2010 impulsa el escritor Paco Ignacio Taibo II, a través de la "Brigada para leer en libertad" en donde habrá expoventa de libros, música, danza, poesía y charlas.

Al visitar la capital del estado para presentar la "Brigada en libertad", Paco Ignacio Taibo II concedió una entrevista, en la que expresó su punto de vista sobre la detención de los policías y ex mandos de la SSP acusados de desaparición forzada de 15 personas en Veracruz, durante el periodo de abril a octubre del año 2013, tiempo en el que era gobernador, Javier Duarte de Ochoa, ahora privado de su libertad en el reclusorio norte de la Ciudad de México.

El escritor refirió que de acuerdo con los medios de comunicación, en años anteriores ya había quejas de padres y madres de familia del actuar de los elementos de la SSP, en el que incluso hubo señalamientos directos sobre el posible delito de desaparición forzada.

"En el gobierno anterior se habían producido mil y un desmanes por parte de las fuerzas del orden, que no eran ni de orden ni públicas, ese infierno estaba ahí, era conocido, era público y ahora se está desatando una novela policiaca enorme, hay que exigir que se vaya hasta el final, porque alguien daba órdenes, alguien las recibía y alguien desde arriba autorizaba. Hay que seguir hasta la cúpula, ¿quién autorizaba estas operaciones?", expuso.

A fin de frenar el delito de desaparición forzada en el que intervienen autoridades, sólo se puede hacer de una manera, y es terminar con la corrupción, para ello se requiere la participación de los ciudadanos, mejorar las condiciones laborales de los policías y cambiarles la ideología, opinó Paco Ignacio Taibo II.

"No tenemos muchas respuestas a esta, sólo una, tiene que ser un fenómeno múltiple, hasta que cambiemos de gobierno, y quitemos de las manos de los corruptos el control del orden público, hagamos un trabajo de moralización de la policía, de mejora de salarios, sobretodo ideológico de quien sirve a quién y en esa medida puedes transformar la manera en cómo se imparte el orden" afirmó.

Refirió que hace unos años el político y ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, dijo que para combatir la corrupción era necesario formar una "pinza de doble presión", en la que por un lado los ciudadanos reclaman y por otro, las autoridades obedecen.

"Un día Cuauhtémoc llamó la pinza, ciudadanos que llaman y reclaman y autoridades que obedecen y en medio agarras la corrupción, si no construyes esta pinza de doble presión el orden público es una zona de desorden público, donde la criminalidad tiene sus propias reglas, sus propias maneras de jugar".

Pero no sólo se requiere intervenir en los cuerpos policíacos, sino que los gobiernos deben apostar por la cultura, el arte, la lectura, la educación, a fin de motivar a los jóvenes y cambiar su ideología, de que es mejor la música que un arma con capacidad para matar.

"Por otro lado, se tiene que hacer un trabajo inmenso de rescate de los jóvenes, para los cuales no debe resultar atractivo andar con tres medallones de oro y vivir poco pero rápido. Un director de la casa de cultura de Ciudad Juárez dijo ‘si yo convenzo un sicario que es mejor estudiar guitarra clásica que andar con una 38, gané la batalla’", dijo el titular del Premio Nacional de Historia, otorgado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el año de 1986.

Finalmente el ex catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expuso que cambiar la ideología de los jóvenes involucrados en actos ilícitos no es nada fácil, por lo que se necesita que los mexicanos y mexicanas se involucren, para ayudar a mejorar este país.

"Por otro lado entrar a las zonas que son el caldo de cultivo de la criminalidad y crear estas consciencias no es nada rápido, ni nada fácil, pero si hay la intención. En la ciudadanía está el problema y este país necesitamos cambiarlo, los gobiernos, evidentemente no sirven", finalizó.