Municipios

Nos quieren atar con el terror, dice padre de joven asesinado en bar "La Bartola"

enero 30, 2018

"No se vale que a mi hijo me lo hayan matado, me lo quitaron, ya no me lo van a devolver, lo sé, pero hay muchos jóvenes allá afuera que necesitan salir, divertirse, estudiar, tienen sueños, ilusiones como hijo. No puede ser posible que tengamos a nuestros hijos encerrados porque una bola de delincuentes en cualquier momento nos los matan, están matando a una sociedad", coincidieron los padres de José Ignacio Cortaza, asesinado en el bar La Cantinita de Bartola el pasado fin de semana en la capital del estado.

La familia de José Ignacio estaba en las escalinatas de la Catedral Metropolitana de Xalapa, su madre Laura Fernández, su padre Santiago Cortaza, su esposa y sus dos hijos, sus tres hermanos, para exigir justicia, acompañados de estudiantes de la Educación Musical de la Universidad Veracruzana, quienes pidieron cese de fluir la sangre en la entidad veracruzana.

Santiago Cortaza, entre el dolor, impotencia, coraje, dijo que no puede hacer nada, pero sí exhortó a las autoridades que hagan su trabajo, "Vine aquí, sé que mi hijo ya se fue, que ya me lo quitaron, ya no me lo van a devolver, lo sé, pero hay muchos jóvenes allá afuera que necesitan salir, divertirse, estudiar, tienen sueños, ilusiones como mi hijo. No puede ser posible que tengamos a nuestros hijos encerrados porque una bola de delincuentes en cualquier momento nos los matan.

"¿Qué país libre tenemos?

–cuestionó a las autoridades– es una mentira, una falacia que México sea libre, nos quieren atar con el terror y el temor, yo ahí si no, por eso estoy protestando, no nada más mataron a mi hijo, mataron a toda mi familia, están matando a una sociedad, unos principios".

Después de 48 horas que su hijo fue asesinado cuando tocaba en el bar La Bartola como parte de su trabajo con el grupo Mayabe, Santiago se cuestiona: "¿Qué va a pasar con México?, ¿qué están haciendo realmente las autoridades? Puras promesas, ¿Qué seguridad están dando a un pueblo como es este?, ¿En donde estamos catalogados como un país de amor, de compañerismo, de unidad? pero por una bola que nada más quiere enriquecerse a raíz de todo esto, no les importa, por eso es que estoy aquí, por eso que les estoy protestando porque con mi dolor de padre que tengo sé que hay más jóvenes allá afuera, sé que están estudiando, sé que como jóvenes necesitan divertirse, yo lo sé, no podemos coartarles el derecho que tienen y por eso estamos aquí, por lógica me gustaría que agarraran a los que los asesinaron.

"Mi hijo fue a trabajar, él era trombonista del grupo Mayabe, estaba trabajando, eso es lo que estaba haciendo allí, ¿Qué hacía un chico en un bar? Lo que haya hecho, o sea, ¿Cómo es posible que no tenga la libertad de salir?, ¡Qué no tengan la libertad de ser ellos mismos! no puede ser eso, yo por eso sí exhorto a las autoridades de todos los niveles que ya dejen de tanta corrupción, que ese dinero que reciben por la corrupción es la vida de nuestros hijos y de sus propios hijos, porque también les puede pasar a ellos y yo no se lo deseo a nadie por eso vamos a seguir levantando la voz de protesta. Por eso sé de antemano que debemos de estar y luchar, no por mi hijo que se fue, sino por los hijos que están aquí, por los hijos de ustedes y de cada uno de los que nos quedan que hay que luchar por un mundo mejor".

La familia llegó de Minatitlán desde hace varios años a vivir a la capital veracruzana, ahora exigen que las autoridades no criminalicen diciendo: "es que se mataron entre ellos", no era un delincuente, porque su hijo estudiaba y trabajaba, en junio se graduaría de licenciado en Educación Musical, era también trabajador de la Universidad Veracruzana, un padre que tenía sueños al lado de su esposa y sus hijos.

"No porque sea mi hijo, era un hijo bueno, era un buen padre, era un buen hijo, no se vale, no se vale que me lo hayan matado así, que me lo masacraron cuando él nada tenía que ver, no se vale, yo lo único que pido es justicia, justicia, que ya no siga esta violencia", dijo Laura Fernández.

"Él era un estudiante de diez, era luchador, iba a estudiar Pedagogía, incursionó en lucha grecorromana, pues que más les puedo decir, él era un buen estudiante, buen hijo, deportista, luchaba día con día".

También los hermanos hablaron del hermano ejemplar, a la vez que exigieron justicia y a esa petición se sumaron también el Colectivo Buscando a Nuestros desaparecidos y Desaparecidas Xalapa, también sus compañeros de clase y maestros.

"Los ciudadanos nos preguntamos: "¿Qué es lo que sucede que no podemos tener seguridad, que no podemos tener paz y no podemos salir a trabajar con la seguridad de que vamos a regresar a casa?", dijo Rosa Arisbe Martínez Cabrera, maestra de la Facultad de Música de la UV.

"Hay casos como este que nos dejan sin palabras, pensamos que ya pasó lo peor, y viene algo más fuerte aún. Por esto estamos aquí acompañándonos como comunidad, queremos justicia para Pepe y para la otra persona que murió en estos hechos, y para los heridos".

Es el caso de María Esthephany Barrera Anzures, estudiante de la maestría en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad, que aún se encuentra hospitalizada, luego que resultó con lesiones de balas tras el ataque armado en el bar La Bartola, mientras que sus compañeros y maestros de la Facultad de Biología piden justicia y que terminen las agresiones contra la juventud, que "pare la violencia".

En la protesta de este lunes, un grupo de maestros y alumnos de la facultad en la Plaza Lerdo exigieron justicia por los recientes hechos de violencia.

Clementina Barrera Bernal, de la Facultad de Biología, dijo que hay preocupación por la situación de seguridad que se vive, hay presencia policiaca, sin embargo con los hechos que suceden parece que no están: "Esperamos que esto sea cada vez más efectivo para que los ciudadanos nos sintamos seguros. Vemos la situación difícil, estamos preocupados, enojados y tristes, exigimos a la autoridad el restablecimiento de la paz y la seguridad, que nuestros jóvenes puedan trabajar, estudiar, y resistirse de forma normal", afirmó la directora de la Facultad de Biología.

Lo que se quiere –dijo– es que el gobierno asuma su papel y brinde la seguridad que requerimos, porque estamos siendo tocando los diferentes actores y todos podemos estar expuestos a la situación de inseguridad que se vie, por eso queremos el restablecimiento de la paz y la seguridad social.