Política

Callejas Roldán insta a modificar reforma educativa; acepta que ley "es sólo laboral"

enero 26, 2018

El diputado local priísta, Juan Nicolás Callejas Roldán intenta echar abajo todo el trabajo realizado por su finado padre y ex líder moral de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Nicolás Callejas Arroyo, al proponer la eliminación de la evaluación magisterial.

A pesar de que él mismo, como ex secretario general de la Sección 32 del SNTE, respaldó la Reforma Educativa propuesta por el gobierno de Enrique Peña Nieto y acuñada en Veracruz por Javier Duarte de Ochoa, ahora admitió que se trata de una "reforma más laboral que educativa".

De esta forma, el esfuerzo que hizo el finado Juan Nicolás Callejas Arroyo porque fuera aprobada la Reforma Educativa, en medio de la mayor revuelta magisterial en la historia de Veracruz que incluyó paros de maestros, tomas de escuelas, carreteras y oficinas, ahora, el hijo, Juan Nicolás Callejas Roldán intenta echarla abajo.

La propuesta plantea de manera general que las evaluaciones docentes no se realicen a maestros ya en activo y además que no dependa del resultado del examen la permanencia en el puesto; y que sólo se aplique para fines de ingreso, promoción y reconocimiento dentro del servicio profesional.

A esta iniciativa de reforma se sumaron los demás diputados del PRI, así como el diputado de Nueva Alianza, Vicente Benítez, quien como oficial mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) también operó a favor de la aplicación de la evaluación magisterial.

Frente a esta situación, el diputado local de Morena e integrante del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV), Zenyazen Escobar García no pudo ocultar su risa y reproche, al hacerle ver a Callejas Roldán que "por fin tuvo que aceptar su gran error".

Aprovechó que estaban docenas de integrantes de la Sección 32 del SNTE en las butacas del Congreso, para reprocharles que hayan respaldado la Reforma Educativa, cuando desde el principio se les hizo notar que era perjudicial.

Juan Nicolás Callejas Roldán admitió que la reforma se aplicó en sentido estrictamente laboral de ahí que propuso que la evaluación docente siga siendo obligatoria sólo en los supuestos en que se necesite la demostración de habilidades y aptitudes en términos de los parámetros fijados.

"Tal es el caso del ingreso al Servicio Profesional Docente, así como para la promoción y reconocimiento dentro del mismo servicio; en el caso de la permanencia precisamos que no es a través de la evaluación sino a través de una capacitación verdadera que se podrá alcanzar la calidad en la educación", añadió.

Precisó que la ley reglamentaria fijará los criterios, los términos y condiciones de la evaluación obligatoria para el ingreso, la promoción y el reconocimiento en el servicio profesional con pleno respeto a los derechos constitucionales de los trabajadores de la educación.

"Asimismo, la ley reglamentaria determinará los criterios y condiciones para que el Estado otorgue la capacitación y actualización permanente para los trabajadores de la educación en todos los niveles. Serán nulos todos los ingresos y promociones que no sean otorgados conforme a la ley", plantea en parte la modificación.

La iniciativa del priísta e hijo de Juan Nicolás Callejas Arroyo fue respaldada por la bancada de Morena; la bancada del PRD; el diputado del Panal y ex oficial mayor de la SEV, Vicente Benítez; los panistas Sebastián Reyes, Mariana Dunyaska Rojas, María Elisa Manterola, Cinthya Lobato; y las independientes Eva Cadena y Miriam González Sheridan.