Sociedad y Justicia

Envían a policías de la SSP a desalojar a ex obreros de Civsa en Ciudad Mendoza

diciembre 29, 2017

Ciudad Mendoza, Ver.- Como hace 26 años, las fuerzas policiacas se apoderaron de las instalaciones de la ex fábrica textil Civsa de este municipio y aunque en esta ocasión no hubo desalojo ni tampoco heridos ni muertos como los registrados en esa época, la población se atemorizó al vivir el mismo escenario de hace un cuarto de siglo. El operativo policiaco, encabezado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública obedeció a la petición que hicieran los nuevos dueños de las viejas instalaciones, recién rematadas al mejor postor.

Cerca de las 6 horas de este jueves, el tranquilo amanecer se vio interrumpido por la presencia de un largo convoy de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública. La violencia que caracteriza a esta ciudad obligó a pensar que se trataba de un enfrentamiento entre bandas delincuenciales con elementos de las fuerzas policiales. No fue así.

Los casi 100 elementos de la policía estatal iban por otro objetivo: las instalaciones de la ex fábrica textil, la que desde hace 10 años está prácticamente abandonada y que en meses recientes se convirtió en un estacionamiento público además de una cantina sin permiso oficial.

Hace tres semanas se oficializó la venta de las instalaciones textiles. Empresarios de la Ciudad de México compraron lo que queda de esta empresa. No obstante, las pugnas entre los grupos de ex obreros provocaron que unos, los menos, se apoderaran de la ex fábrica y aun cuando ya cobraron la parte proporcional que les corresponde por la venta, se negaban a entregarla.

Por eso, según se conoció, los empresarios representados en este caso por Luis Alfonso Cervantes, pidieron el apoyo de la fuerza pública para que se desalojaran a los ex trabajadores y a diferencia de hace 26 años en esta ocasión no hubo lesionados, al menos no oficialmente.

El representante legal intentó dialogar con los ex obreros quienes se negaron a salir de las instalaciones fabriles, por ello, justificó, se pidió el apoyo de la fuerza pública para informarles que tienen una semana de plazo para resolverse el asunto del cobro correspondiente por la venta de las instalaciones.

Al momento y según los datos del representante legal, 150 ex trabajadores aún no cobran, "algunos por diversos laudos y expedientes pendientes y otros más porque ya fallecieron. Pero hemos sido cuidadosos para apoyar a viudas y apoyar a los compañeros que se fueron al extranjero mediante el otorgamiento de poderes consulares. (Tramitamos) las sustituciones procesales ante la junta (de conciliación) para que las viudas puedan cobrar; tratamos de entrar ayudando. Nadie va a comprar un inmueble con forcejeos o a la mala; nos queremos sentir parte de la comunidad. Vamos a tener una reunión la próxima semana y resolver lo que proceda".

Luego del acercamiento los policías estatales se retiraron y permitieron el acceso a los ex obreros.