Sociedad y Justicia

Para la Fiscalía, Gumaro Pérez era un zeta

diciembre 21, 2017

A menos de un día del asesinato de Gumaro Pérez Aguilando, las primeras investigaciones de la Fiscalía Especializada en Atención de Denuncias contra Comunicadores señalan que tenía una doble función, reportero y enlace entre grupos delincuenciales para coaccionar a periodistas y políticos; ante la presión mediática sobre esta nueva agresión, el gobierno de Veracruz intenta desligarlo de su función como comunicador y parar la cuenta funesta de reporteros agredidos en el año.

En tanto, en Acayucan, los grupos delincuenciales dejan mensajes en casas de supuestas personas ligadas a actividades ilícitas, lo que ha aumentando el miedo entre la población, quienes temen más ejecuciones en la vía publica.

La Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer que el análisis del celular de Gumaro Perez Aguilando, asesinado dentro de un salón de la escuela "Rafael Aguirre Cinta", muestra conversaciones que lo ligan con Gil "N", alias El Negro, recluido en el penal de Acayucan, como presunto enlace del grupo delictivo de Los Zetas.

Como parte de las diligencias, se revisó el telefóno celular de Pérez como elemento de prueba en la carpeta de investigación Uipj/DXX/F2/1519/2017 que se sigue por su asesinato; que originan "la probabilidad de que el hoy occiso formaba parte de un grupo delictivo que opera en el sur del estado. Los resultados de las diligencias realizadas por personal pericial, agentes ministeriales y el Fiscal Especializado, en coordinación con la Fiscalía Regional, que se encuentran sustentados en un trabajo de inteligencia, investigación de campo y científico, son tendientes a acreditar que Gumaro P.A. colaboraba en actividades ilícitas de un grupo delictivo de la delincuencia organizada".

Detallaron que existen registros proporcionados por el área de Prevención y Readaptación Social dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de múltiples visitas realizadas por el finado a Gil "N", alias El Negro, quien se encuentra recluido en un centro penitenciario y a quien se vincula como Jefe de plaza.

Además existen datos que apenas hace unas semanas, la policía federal detuvo a un pariente del reportero con la unidad que usaba para sus coberturas, la cual tenía un reporte de robo, pero no fue procesado.

Con este sustento, las líneas de investigación establecen que fue ejecutado por un grupo delictivo contrario al que él servía, ya que en esa zona se enfrentan al menos cuatro cárteles para controlar una de las zonas de paso de ductos, migrantes y productos hacia el centro del país. "El homicidio no tiene ninguna relación con actividades periodísticas, que el occiso no desempeñaba", afirma el comunicado.

Desliga a Gumaro de su actividad periodística.

Unas horas antes, la FGE había asegurado que Gumaro Pérez no era periodista, pues al momento de su asesinato no trabajaba para algún medio de comunicación formal, y desconoció la información que compartía a través de sus redes sociales.

"En la actualidad no trabajaba para medio de comunicación alguno, ni como reportero, ni como periodista, ni como fotógrafo, lo cual es confirmado por su cónyuge; así como por los medios El Golfo Pacífico, Diario de Acayucan, Liberal de Coatzacoalcos y Voz del Sur, en los cuales alguna vez colaboró, aunado a que un portal de su autoría fue dado de baja desde hace algunos meses".

Para la Fiscalía, en la revisión que se hizo de los medios y redes sociales "se detectó nula actividad periodística" lo que para ellos desliga el caso de una posible agresión al gremio. Sin embargo, en una revisión de sus redes sociales, especialmente Facebook, se advierte información del ayuntamiento de Acayucan, la difusión de varios eventos deportivos, notas sobre hechos delictivos en el sur e incluso una entrevista sobre una queja social.

Además, los familiares confirmaron que realizaba labores de difusión de información para el municipio que encabeza marcos Martínez Amador, quien acudió este martes a su velorio. De acuerdo con la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), los periodistas se encargan de al emitir opiniones sobre asuntos de actualidad y brindar información a la sociedad, por lo que se deben comprender dentro de la faceta de la libertad de expresión.

La resolución de la SCJN, en marzo de este año señala que "no se requiere que la actividad se realice en un determinado medio de comunicación, donde es prescindible que tenga el carácter de actividad exclusiva y que no debe exigirse que el periodista acredite pertenecer a un medio de comunicación o a un colegio o asociación de periodistas".

En contraposición de la Fiscalía, la Procuraduría General de la República (PGR), sí reconoce a Gumaro Pérez como periodista y anunció en una tarjeta informativa que "un equipo de la Fiscalía Especializada para la Atención de delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle) se dirigió a Veracruz para apoyar las investigaciones que se llevan a cabo".

Se desatan amenazas en la región

Tras la ejecución del reportero Gumaro Pérez, se han desatado una serie de balaceras y mensajes sobre limpias que se van a realizar en este territorio, controlado desde el sexenio de Javier Duarte por Los Zetas.

Este miércoles, ciudadanos reportaron el enfrentamiento de hombres armando, en contra de de elementos de la Secretaria de Seguridad Publica, en la colonia Malinche. En este lugar, estas personas dispararon contra un inmueble considerado por autoridades como casa de seguridad; de acuerdo a los datos periciales Fueron asegurados más de 40 casquillos calibre 7.62 de las Ak-47.

Horas después, en las calles México esquina Nayarit, de la colonia Chichihua II, en una casa rotulada como lavandería La Espuma, autoridades localizaron una cabeza de cerdo con un narcomensaje hacia una mujer, la cual es presuntamente personal de un grupo delictivo. En el texto se pedía que se entregara una mujer a los delincuentes, además toda la familia fue amenazada.

Estos hechos han puesto más nerviosos a los ciudadanos de Acayucan, quienes temen que se puedan incrementar los enfrentamientos entre grupos delictivos y exigen seguridad para ellos. Cabe señalar que la información que tienen las autoridades de seguridad refieren que la plaza de Acayucan esta siendo disputada por cuatro grupos delictivos, entre los que destacan Los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación.