Municipios

Burlan comerciantes restricciones de Sedena y venden más explosivos

diciembre 16, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) decomisó más de ocho toneladas de artefactos de pirotécnica que se tenían confinados de manera ilegal por parte de los comerciantes que solicitaron permisos.

Fuentes de la corporación, dieron a conocer que dentro del operativo que realizaron el lunes, en la zona donde fueron ubicados los vendedores con permisos, algunos de ellos tenían más producto del que se tiene autorizado.

En total, señalaron que se encontraron ocho toneladas 640 kilogramos de pirotecnia, de más, en poder de 10 permisionarios, cuando la norma de la Sedena refiere que sólo pueden tener 25 kilogramos.

La denuncia anónima a la Sedena provocó el operativo y en la revisión se confirmó que se estaban violando los términos de los permisos y además se tenían confinados muchos explosivos, convirtiendo el lugar en un verdadero polvorín.

Además, los venderos de cohetes están incumpliendo con el horario pues el lugar ya cuenta con energía eléctrica y en el lugar también establecieron cilindros de gas, lo cual refiere que la venta se realizaba todo el día, desarrollando todas sus actividades en el predio de la Expoferia.

La mercancía permanece bajo resguardo de la fiscalía de la federación, de la Procuraduría General de la República (PGR) y ahora la Sedena, junto con las autoridades municipales revisa los puestos de mercados y zonas donde se pueden estar vendiendo cohetes de manera ilegal.

En el municipio de Coatzacoalcos, se han confinado a los vendedores a un área segura, donde deben tener extintores, agua y arena para enfrentar cualquier contingencia; las medidas están diseñadas conforme el límite de explosivos que se les permite manejar.

Al año, se roban 4 mil autos en Veracruz, la mayoría con violencia

De octubre de 2016 a septiembre de 2017 se robaron cuatro mil 770 vehículos en Veracruz, lo que representa un aumento de 31.5 por ciento respecto al año anterior, en el que se reportaron 3 mil 627 robos, de acuerdo con el reporte de "Robo y Recuperación de Automóviles Asegurados" que emite la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

"El robo de autos sigue siendo uno de los delitos que más impacta a la sociedad, pues además de dañar el patrimonio de familias y empresas, puede incrementar otros delitos que se comenten con los autos robados", dijo Recaredo Arias, director general de AMIS.

El parque vehicular en el estado es de 1 millón 919 mil 354 autos, y sólo 24 por ciento, (460 mil 465), cuentan con la financiera de un seguro, por debajo de la media nacional que es de 29.6 por ciento.

Es importante mencionar que, del total de robos que ocurren en la entidad, el 62 por ciento (2969 casos) corresponde a despojos del vehículo con uso de violencia, mientras que 38 por ciento restante (1801 autos) sucedieron cuando la unidad estaba estacionada.

Asimismo el 44 por ciento de las unidades robadas corresponde a automóviles particulares; el 20 por ciento son camionetas y pickups; el ocho por ciento son motocicletas; y el 28 por ciento se refiere a equipo pesado (semirremolques, tractocamiones y camiones).

El reporte de la asociación de aseguradoras destaca que de todos los vehículos asegurados hurtados en la entidad se recuperó 40 por ciento (mil 886 unidades); cifra que rebasa la media nacional, que es de 35 por ciento.

A nivel nacional, el número de vehículos desaparecidos representó un incremento de 27.5 por ciento respecto al mismo periodo de 2016.

"En el mismo periodo de 2016 tuvimos registro nacional de 67 mil 413 robos en todo el país, y este ciclo ocurrieron 18 mil 530 más, que suman 85 mil 943 incidentes", detalló el directivo.

Asimismo, se ve un incremento en el uso de violencia en todo el país, pues está presente en 60 por ciento de los casos.

"Se está observando la presencia de delincuencia organizada en el robo de autos, lo que hace más difícil combatirlo, por ello se necesitan mecanismos y una mayor atención de los usuarios para proteger su patrimonio", señaló.

Vecinos piden apoyo para familia a la que le quemaron su casa

Vecinos de la colonia Arroyo Blanco piden el apoyo del gobierno del estado y del ayuntamiento de Xalapa para que apoyen a la señora de oficio pepenadora, Estela Escalante que el viernes primero de diciembre le quemaron su casa, localizada en la calle Porvenir.

Los vecinos mencionaron que en esa casa habitan siete personas, de los cuales tres son menores de edad, que alcanzaron a salir de su hogar cuando una persona ajena le prendió fuego.

Como la casa está hecha de material que recogen en el basurero, se consumió de inmediato, por lo que ahora habitan en un cuarto que se volvieron a construir con desechos.

"Pedimos el apoyo para la señora Estela, el problema es que le hemos pedido el apoyo a municipio y nos dice que el administrativo va de salida, pero lo que vemos es que están arreglando las calles del centro y a los de la colonia Arroyo Blanco no nos ayudan", dijeron los vecinos.

Señalaron que la vecina Estela, vive con su hija que padece esquizofrenia, con otra hija más que trabaja en el Instituto de Policía Auxiliar y Patrimonial (IPAX) pero esta última se niega a pedir apoyo a sus jefes, porque tiene miedo que la despidan.

"Ya tiene 10 años trabajando en el IPAX, pero por pena la señora que es policía, no quiere pedir ayuda, porque dice que si pide a sus jefes ayuda, la pueden correr", explicaron.

En la madrugada del incendio, los vecinos apoyaron con agua para sofocar el fuego y a sacar a los habitantes, porque ahí dormían tres menores de edad.

Los vecinos señalaron que pidieron el apoyo al director de Protección Civil, Silverio Ávila, para que retiren los escombros quemados, y que les den unas colchonetas a fin de poder dormir aunque sea en el piso, pero el funcionario no los atendió.