Política

Falta compromiso de gestores para que ataques a féminas desciendan

diciembre 08, 2017

Lo peor que se puede hacer de un problema es evadirlo o no tomarle importancia, en Veracruz es grave la violencia contra las mujeres, aún no termina el 2017 y son ocho feminicidios en Xalapa, mientras que el año 2016 cerró con seis feminicidios, dijo la directora del Instituto Municipal de las Mujeres (IMM), Yadira Hidalgo González, quien consideró que hay una responsabilidad en los tomadores de decisiones y en la aprobación de presupuestos para poder empezar a bajar los índices de violencia contra las mujeres.

En el rubro de seguridad pública siguen existiendo huecos muy grandes que permiten la comisión de delitos como el feminicidio, ahí está el asesinato de Ruth Magaly Hernández Marín, se ha hablado muchas veces del Santuario de las Garzas, del que se ha perdió tiempo en discusiones que pertenece al gobierno estatal y otros que al municipal,

Hace falta hacer una revisión autocrítica de los impulsos a nivel estatal y municipal y ver en dónde hay que apretar, sobre todo en los lugares en los que ya tenemos conocimiento que ha habido asesinatos, sostuvo Hidalgo González.

La funcionaria municipal comentó que hay personas muy comprometidas para que exista una disminución de agresiones contra las mujeres, pero el problema es que los tomadores de decisiones son otra cosa, ahí es donde se tiene que ver el compromiso para que exista aplicación de los programas, leyes, y en la aprobación de recursos, porque de lo contrario no se puede hacer política pública sin recurso económico.

Además precisó que en este año se ha aplicado un programa de 10 puntos para atender la violencia de género, que comprenden acciones internas del ayuntamiento para generar las condiciones, también fue la creación de Unidades de Atención y Prevención de la violencia de género en donde se capacitaron a personas.

En el rescate de espacios públicos se hizo un diagnóstico en tres colonias problemáticas de la ciudad: El Moral, Plan de Ayala y Veracruz, para que las mismas mujeres compartieran la percepción de cuáles son los lugares peligrosos.

El tercer punto es sobre la recuperación del albergue para víctimas de violencia de género, ese ya lo revisamos, ahorita estamos en la etapa del amueblado que esperemos que antes de que se termine la administración ya esté funcionando. Se hizo un programa para personas agresoras, se integró unas redes de mujeres.