Política

Niega juez amparo a Alberto Silva en caso que sigue la FGE por desvíos

diciembre 07, 2017

El diputado federal y ex vocero estatal, Alberto Silva Ramos, perdió el amparo que promovió en contra de la investigación que conduce la Fiscalía General del Estado (FGE) en su contra por el desvío de recursos de más de 2 mil millones de pesos para promover la imagen de su amigo y ex jefe Javier Duarte de Ochoa.

Y es que el juez del Juzgado Décimo Séptimo de Distrito resolvió negar el amparo promovido por el ex titular de la Coordinación de Comunicación Social, quien alegaba la omisión de acordar y notificar la promoción de su alegato a la Fiscalía.

"El acto reclamado consiste en: la omisión de acordar y notificar la promoción con sello de recepción, mediante la cual la parte quejosa solicitó a la autoridad responsable se le hiciera de su conocimiento la identidad de los testigos identificados con el número 1, 2 y 3 dentro de la carpeta de investigación de su índice, pues refiere que ello se traduce en una incertidumbre jurídica respecto al ejercicio de su derecho de defensa", argumentó la defensa de Alberto Silva.

Con esto, el ex vocero duartista pretendía conocer el nombre de los testigos clave en la acusación en su contra, que son los mismos en el caso contra María Georgina Domínguez Colío.

La defensa de Alberto Silva buscaba no solicitar la suspensión del acto reclamado, sino que pedía la suspensión en cuanto a las consecuencias que ello le produce, es decir, para el efecto que la carpeta de investigación se siga integrando, sin embargo, ésta no sea determinada hasta en tanto se resuelva el juicio de amparo de donde derivan los presentes cuadernos incidentales.

Alberto Silva Ramos aparece como indiciado en la carpeta de investigación FGE/FIM/CI/36/2017 que integra la Fiscalía en su contra, por su presunta responsabilidad en el encubrimiento y pago a empresas fantasma por más de 500 millones de pesos, además del pago indebido de recursos públicos para promover la imagen del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa por más de 2 mil millones de pesos.

Tanto él como Gina Domínguez son investigados por los mismos delitos, cada uno durante su gestión al frente de la Coordinación de Comunicación Social, y parte clave de la investigación son los tres testigos protegidos de su identidad, quienes incluso calificaron a Domínguez Colío como una persona violenta y de la cual tenían miedo.