Política

A pesar de la animadversión yunista a medios, presume Assad respeto a libertad de expresión

noviembre 30, 2017

A pesar que de manera constante el gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, expresa públicamente su animadversión hacia los medios de comunicación y reporteros, el coordinador de Comunicación Social, Elías Assad Danini aseguró que hoy en día el gobierno estatal respeta la libertad de expresión y de los comunicadores; y adelantó que sí habrá de ir a testificar en contra de Gina Domínguez, pero en el momento procesal oportuno.

Durante su comparecencia ante el Congreso local dio a conocer que durante el duartismo se pagaron de manera ilegal 13 mil millones de pesos para promover la imagen del malogrado ex gobernador, siendo TV Azteca y Televisa los más beneficiados.

También evidenció que al gobernador únicamente le interesa informar de sus actividades a la mitad de los veracruzanos, pues detalló que 50 por ciento de la población tiene acceso a Internet, siendo las redes sociales la apuesta principal del gobierno de Veracruz para promover sus acciones.

Elías Assad Danini reprochó que durante la gestión de Gina Domínguez, Alberto Silva, Juan Octavio Pavón e Irma Chesty fueron pagados poco más de 13 mil millones de pesos, "cifra ofensiva" con la cual se pervirtió a los medios de comunicación.

Comentó que fue común durante el pasado, que desde la Coordinación General de Comunicación Social (CGCS) se acosó reporteros, se ordenó publicar información que no era la realidad de Veracruz y por el contrario no dar espacio a las voces críticas del duartismo.

El funcionario estatal señaló que de parte del gobierno estatal existe un total respeto a la libertad de expresión y al trabajo de cada comunicador, aunque en varias ocasiones el gobernador ha reprochado a los reporteros por no darle importancia a sus eventos e incluso ha tachado de mentirosos a algunos por temas que posteriormente su gobierno ha tenido que admitir.

Sin miedo a Gina

Durante la comparecencia, la diputada local de Morena, Daniela Griego Ceballos, le preguntó la razón por la cual se amparó para no ir a testificar en contra de la ex vocera Gina Domínguez, pues la legisladora consideró que contribuiría a aportar más elementos para recuperar parte de los recursos desviados.

Tal pregunta ocasionó que la panista Josefina Gamboa se llenara de cólera e intentó acallar a la diputada morenista, advirtiendo que por esa pregunta podía caerse todo el proceso en contra de Gina Domínguez.

Sobre este asunto, Assad Danini con total calma primero evidenció el desconocimiento del proceso por parte de la panista, al asegurar que no hay elementos para que el caso se caiga, pues han aportado todos los elementos probatorios necesarios para demostrar la comisión de un delito.

Explicó que su amparo se debió, a que la defensa de Gina Domínguez lo quería utilizar como parte de una estrategia, a la cual él no estaba dispuesto a prestarse, pero garantizó que llegado el momento procesal oportuno y cuando sea requerido por el juez correspondiente, entonces sí irá a declarar y sostener las acusaciones contra la ex vocera duartista.

Dinero para los amigos

Sobre el dispendio de recursos durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa para los medios de comunicación, precisó que en sus seis años se erogaron 13 mil millones de pesos de manera indebida, pues tal cantidad no estaba autorizada.

Entre los medios preferidos de Javier Duarte mencionó en primer lugar TV Azteca con mil 231 millones de pesos; Televisa Veracruz 580 mdp; el conjunto de empresas de José Othón González por 210 mdp; la empresa Publex de anuncios espectaculares con 163 mdp; El Dictamen con 148 mdp; y Grupo Imagen de la familia Robles con 145 mdp.

Acusó que todos sus antecesores Gina Domínguez, Alberto Silva, Juan Octavio Pavón e Irma Chesty autorizaron de manera ilegal estos pagos, incluso también a empresas fantasma que siguen detectando, sin embargo, hasta el momento sólo se han presentado denuncias contra los primeros dos.