Política

El Primer Informe de Gobierno 2017 y los grandes problemas de Veracruz

noviembre 30, 2017

A un año de que Miguel Ángel Yunes asumiera la gubernatura de Veracruz, existen posiciones encontradas respecto a los logros obtenidos por su administración gubernamental. Las posiciones optimistas asumen que Veracruz ha tenido una verdadera transformación y que se ha superado la situación crítica heredada por el gobierno de Javier Duarte; por su lado, las posiciones pesimistas sostienen que los graves problemas que padece la entidad veracruzana se han recrudecido con la nueva administración gubernamental. La revisión del Primer Informe de Gobierno ofrece el momento propicio para revisar objetivamente los logros que se han obtenido por el "gobierno del cambio".

En el texto político del Informe de Gobierno, Miguel Ángel Yunes plantea que su administración se ha orientado a dar respuesta a las necesidades más sentidas del pueblo veracruzano. Entre los grandes problemas que padece la entidad veracruzana se encuentran –en orden de importancia– la inseguridad y la delincuencia, el desempleo, la pobreza, el aumento de precios y la corrupción (Envipe, 2017). A continuación se revisará el Informe de Gobierno 2017 con la finalidad de analizar los logros que se han obtenido en la resolución de estos problemas.

En el informe se menciona que la tasa de crecimiento de la economía veracruzana ha mantenido una tendencia a la desaceleración; en efecto, la economía veracruzana tuvo una tasa de decrecimiento económico de -2.04% en 2016 y la tasa anualizada hasta el segundo trimestre de 2017 fue de -0.1%. Ante la ausencia de un proyecto viable para impulsar el crecimiento económico, el gobierno estatal le ha apostado a la inversión federal (mediante el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales y a la explotación petrolera) para dinamizar la actividad económica estatal.

Existe una fuerte asociación entre los ritmos de crecimiento de la economía y el empleo. De acuerdo a los cálculos de Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la economía veracruzana debe generar 56 mil 25 empleos anuales; sin embargo, al tercer trimestre de 2017 se han perdido aproximadamente 6 mil 850 empleos. La pérdida de empleos se relaciona directamente con la desaceleración de la actividad económica estatal y con la política de recorte laboral impulsada por el gobierno estatal.

En el Informe de Gobierno se reconoce que la pobreza se incrementó de 2014 a 2016, lo que se tradujo en la incorporación de 415 mil personas a la pobreza. De acuerdo al semáforo estatal de Veracruz que publica IMCO, la población que no puede adquirir la canasta alimentaria con el ingreso proveniente del trabajo de los integrantes de su hogar se incrementó de 51.7% a 56.6% del primer trimestre al tercer trimestre de 2017. En el Informe de Gobierno se reconoce –atinadamente– que se requiere transitar de los programas asistenciales a los programas de inclusión social para tener logros efectivos en la reducción de la pobreza. En otras palabras, se requiere de un desarrollo económico que incorpore al mercado de trabajo a la población excluida y además que los empleos proporcionen ingresos suficientes que permitan acceso a los mínimos de satisfactores aceptables en materia de educación, salud, vivienda y seguridad social.

La falta de empleos y la pobreza son dos elementos que favorecen la proliferación de la delincuencia. Una parte importante de la ciudadanía votó por Miguel Ángel Yunes con la esperanza de cumpliera la promesa de terminar con la inseguridad en seis meses; la promesa no se ha cumplido, la inseguridad y la violencia siguen incrementándose. Al 31 de octubre de 2017, se tienen tasas de incidencia delictiva por cada 100 mil habitantes de homicidios dolosos, robo de vehículos, extorsión y secuestros, superiores a las registradas en el año de 2016 (SESNSP, 2017). La situación se torna grave debido a que el gobierno estatal ha perdido el rumbo en esta materia.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se incrementó de 4.72% a 6.59% de enero a la segunda quincena de 2017; por su parte, el precio de la canasta básica ha mostrado un aumento superior al registrado por el INPC

El incremento en el nivel de precios superior al aumento de los salarios nominales, se ha manifestado en el deterioro del poder adquisitivo de una gran parte de la población veracruzana que percibe salarios bajos.

De acuerdo a la información proporcionada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) durante el gobierno de Javier Duarte se detectaron irregularidades en el uso de los recursos públicos por un monto de 59 mil 615 mdp y sólo se acreditaron 17 mil mdp: Para el Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis) estas irregularidades ascendieron a 28 mil 939 mdp durante los años 2015 y 2016. En el Informe de Gobierno se menciona que se han interpuesto 254 denuncias por Sefiplan, ASF, Orfis y la Contraloría General del Estado; sin embargo, el trabajo realizado por las diversas instituciones para detectar las irregularidades ha sido infructuoso porque no se ha visto acompañado por la aplicación de la justicia a los presuntos funcionarios corruptos.

El balance sobre los resultados de las acciones impulsadas por el gobierno estatal para disminuir los índices de violencia y mejorar las condiciones de vida de la población, ha sido negativo. La situación conflictiva se presenta debido a que se prometieron soluciones inmediatas a problemas que se resuelven en el largo plazo, siempre y cuando se impulsen políticas públicas adecuadas y se disponga de los medios necesarios para realizarlas.