Política

Saldrá más caro repetir votaciones que subir el presupuesto del OPLE, advierte legislador

noviembre 28, 2017

El diputado local y presidente de la Comisión de Organización Política y Procesos Electorales, Sebastián Reyes Arellano, advirtió que los comicios del próximo año en Veracruz están en riesgo si no se autoriza un presupuesto mínimo de mil 600 millones de pesos al OPLE.

Señaló que originalmente el Organismo Público Local Electoral (OPLE) había solicitado un presupuesto de mil 300 millones de pesos, pero la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) consideró aplicar un recorte de casi 200 millones de pesos.

Ante tal situación, consideró que si el Congreso local determina votar el presupuesto tal como lo envió la Sefiplan podría cometerse un atentado contra la democracia al poner en riesgo la correcta organización y desarrollo de las elecciones por la falta de un financiamiento adecuado.

"Sabemos que la democracia resulta cara para los veracruzanos, pero podría resultar aún más cara si tienen que repetirse las elecciones por no haber entregado los recursos suficientes", expresó.

En este sentido, el diputado local indicó que en lugar de recortar recursos al OPLE se le deberían aumentar y asignar mil 600 millones de pesos, pues resaltó que habrá de organizarse la elección de gobernador, diputados locales y cuatro elecciones extraordinarias en ayuntamientos.

Dijo que además del financiamiento público a los partidos políticos, también se contempla otorgar recursos a los candidatos independientes, que cada vez son mayor y contribuyen a democratizar las elecciones en Veracruz.

Reyes Arellano comentó que no se deben escatimar recursos a los procesos electorales, por lo cual reiteró su petición de que se aumente el presupuesto al OPLE hasta llegar a los mil 600 millones de pesos.

Dejó en claro que no se trata de entregar un cheque en blanco a los consejeros del OPLE, sino al contrario exigirles la mayor transparencia en la aplicación de los recursos y con la mayor eficiencia posible, a fin de garantizar unas elecciones ordenadas con apego a la ley, y donde se respete el voto de cada uno de los ciudadanos.

"No se pretende que haya un gasto excesivo, no queremos unas elecciones de lujo, sino que simplemente se puedan cubrir todos los gastos necesarios, y que no llegue a ocurrir, que por falta de recursos, se tengan que repetir, y entonces se tendría que hacer un gasto doble", añadió.