Política

Detectan en la SS desvíos adicionales a los del Seguro Popular por $2 mil 831 millones

noviembre 28, 2017

Hasta dentro de 25 años en Veracruz se contará con un adecuado sistema de salud, mencionó el titular del ramo, Irán Suárez Villa, quien durante su comparecencia desmintió al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares al precisar que existe un 82 por ciento en el abasto de medicinas y no del 90 por ciento como lo declaró el mandatario desde enero.

Dio a conocer que se investiga y se denunció a sus antecesores en la Secretaría de Salud durante los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, es decir a Jon Rementería, Rodolfo Oviedo, Manuel Lila de Arce, Francisco Antiga Tinoco, Pablo Anaya Rivera, Juan Antonio Nemi Dib y Fernando Benítez Obeso por haber dejado 692 obras inconclusas, haber desviado recursos del Seguro Popular y por el caso de las medicinas clonadas.

En el desarrollo de su comparecencia el funcionario estatal decidió mantener en secreto los contratos a las empresas Droguería y Farmacias El Globo SA de CV y Farmacias Genéricas SA de CV, las cuales fueron ubicadas por la Procudaruría General de la República (PGR) como parte de la red que ayudó a Javier Duarte de Ochoa, y únicamente dijo que no existe información alguna, lo cual justificó porque según él, el gobierno anterior destruyó la documentación.

Resaltó su comparecencia en contradecir el discurso triunfalista del gobernador, quien ha mencionado que los servicios de salud han mejorado, pues el secretario admitió que habrán de pasar cuando menos 25 años para tener una atención adecuada a los veracruzanos.

Apenas en enero, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares dio el banderazo de salida a tráileres que repartirían medicinas y desde ese entonces, aseguró que ya había un abasto de medicinas del 90 por ciento, pero Irán Suárez Villa lo desmintió y precisó que apenas alcanzan el 82 por ciento.

Además de los 8 mil 332 millones de pesos del Seguro Popular que fueron desviados, la Secretaría de Salud detectó otros desvíos en 11 programas federales, por 2 mil 831 millones de pesos; es decir, en total se presentaron 13 denuncias penales por un daño patrimonial que acumula los 11 mil 163 millones de pesos.

Dichos recursos de los programas, de acuerdo con el secretario Arturo Irán Suárez Villa, no fueron ministrados a la dependencia a su cargo desde el año fiscal 2004 hasta el 2016. Al comparecer ante los diputados locales como parte de la glosa del primer Informe de Gobierno, señaló que tan solo por los recursos del Seguro Popular la Secretaría de Salud denunció ante la Fiscalía General del Estado (FGE) un presunto daño patrimonial por 8 mil 332 millones de pesos.

Detalló que los recursos antes mencionados no fueron ministrados a la Secretaría de Salud y quedaron en poder de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) durante la administración de Javier Duarte de Ochoa e incluso de Fidel Herrera Beltrán.

Precisó que al llegar a la dependencia encontró que el Seguro Popular estaba en un desastre administrativo y sus recursos habían sido vulnerados y por lo cual fue presentada la denuncia en la carpeta de investigación FGE/FIM2/C1/27/2017.

A esto se suman las denuncias por los recursos de 11 programas federales que nunca llegaron a la Secretaría, tales como el Fondo de Aportaciones para Servicios de Salud, que dejó de recibir mil millones de pesos; del programa de Apoyo para Favorecer la Calidad de los Edificios de Salud, 325 millones de pesos; el programa para Fortalecimiento de Salud Pública de entidades federativas, que no recibió 313 millones de peso en la pasada administración.

Además, el programa para la infraestructura de salud del que fueron presuntamente desviado 24 millones de pesos; y de recursos de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) por 82 millones de pesos; y detalló que además de esas denuncias también se interpuso otra más por 51 millones de pesos del Plan de Emergencia Radiológica.

Se suma la denuncia por la falta de entrega de recursos del programa para el Desarrollo de la Infraestructura Hospitalaria por 16 millones de pesos; y del programa de Caravanas Médicas por 11 millones de pesos, pues incluso señaló que al llegar a la dependencia encontraron a las 42 camionetas de este programa inservibles y desarticuladas.

Suárez Villa agregó que también fue denunciado el presunto daño patrimonial en el Fondo de Comunidades Saludables por 4 millones de pesos y el programa "Sí calidad" por 5 millones de pesos. Detalló que en total se trata de un presunto daño patrimonial de 2 mil 831 millones de pesos de 11 programas federales, que se suman a 8 mil 300 millones de pesos del Seguro Popular, que en total suman 11 mil 163 millones de pesos.

Empleados en nómina

fantasma, se sabía

Cuestionado sobre el caso de una empresa que usó la nómina de la Secretaría de Salud para implicar a sus trabajadores en el supuesto pago de recursos por servicios prestados, el secretario de Salud, Irán Suárez Villa admitió que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares supo de estos casos en marzo.

Sin embargo, reconoció que se dejó pasar la situación y fue hasta finales de octubre cuando "el tema se comenzó a recrudecer", y aseguró que ya se interpusieron denuncias en contra de la empresa presuntamente fantasma por parte del Gobierno del estado, así como de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

"Una de las empresas que filtró la base de datos reconoció públicamente en documento que había bajado la nómina de la Secretaría de Salud; no tiene relación con la Secretaría de Salud, ni con ningún ente gubernamental estatal y que aceptó que había tenido esa práctica", refirió.