Sociedad y Justicia

Pobreza, factor principal de perjuicios a la niñez; las familias se desintegran: diputado

noviembre 28, 2017

Orizaba, Ver.- El maltrato, explotación y discriminación a niños y niñas en el país parece no terminar. Las estadísticas indican que las agresiones contra ellos crecen en vez de disminuir. Hoy, como nunca antes, la pobreza económica se convirtió en el principal factor que además de diseminar a las familias, provoca el abandono de los hijos.

El diputado local Nicolás de la Cruz, presidente de la Comisión de la Niñez y la Familia en el Congreso del Estado, habla acerca de las condiciones en las que se encuentran los niños y las niñas, especialmente de condiciones vulnerables.

"Los datos –dice– de organizaciones no gubernamentales nos revelan que los casos de niños en situación de calle es grave y no solamente se trata de aquellos que piden dinero en las banquetas, sino que contempla a los que venden flores, limpian parabrisas, los que venden alguna fruta o diversos productos. Son niños que deben estar en la escuela y además con el cuidado de los padres, pero no sucede así".

Los niños no deben estar en la calle, reclama, deben estar en la escuela, preparándose y capacitándose, sin embargo en algunos casos hay abandono familiar, porque por las condiciones económicas, los padres deben salir a trabajar y en algunos casos de ahí viene el abandono familiar.

Otro de los problemas que se agravan las condiciones de niños en las calles, es el desinterés que algunas familias le prodigan a sus hijos, "y eso genera que las estadísticas crezcan, por ejemplo, tenemos muchos casos de adolescentes embarazadas que en vez de estar en las aulas, están preparándose para ser mamás". Esa es una circunstancia que igual hace que se descuide a los niños, muchas veces las mamás solteras no pueden asumir los roles que se les imponen.

En las familias veracruzanas, agrega, "hay otro factor que incide en el abandono en el que se encuentran los hijos: los divorcios. Las separaciones de los padres igual influyen en los problemas emocionales en que se encuentran los hijos, las separaciones matrimoniales pone en riesgo a los niños. El Código Civil ya contempla la alienación parental, que ahora sanciona al padre o madre que fomente en el niño el rechazo a uno de ellos. Ya es un delito que está tipificado en las leyes veracruzanas como violencia familiar".

El problema se agrava en las zonas indígenas del estado, pues además de la discriminación a la que se les somete, deben enfrentar las carencias propias que existen ahí, "pero además el abandono en el que por las mismas circunstancias de precariedad se encuentran los menores.

"En estas regiones debe haber un trabajo en conjunto con los padres de familia y los mismos maestros para que sumen esfuerzos y se vele por el cuidado y bienestar de los niños, sobre todo para evitar que sean presa fácil de las condiciones de violencia, inseguridad y demás problemas que estamos viviendo".

El legislador presentó una iniciativa para que en los 212 municipios se tomé en cuenta las condiciones en las que se encuentran los niños y las niñas en el estado.