Sociedad y Justicia

Los gobiernos condenan, pero solapan las agresiones de género, indica Cihuatlahtolli

noviembre 26, 2017

Orizaba, Ver.- Las estadísticas en violencia de género así como en feminicidios confirma que México caminó hacia la barbarie. Las mujeres se convirtieron en el foco de agresiones y aunque en el discurso, los tres poderes de la nación, lo condenan, en los hechos lo solapan. "Hoy la mujer es aterrorizada para dejarle en claro que su lugar y espacio está en la casa", considera María de la Cruz Jaimes, representante del colectivo Cihuatlahtolli en esta zona centro del estado.

Incluso lamenta las estadísticas que este fin de semana reveló el Inegi en el que se confirma el crecimiento de las agresiones de género y en especial los casos de feminicidios. Lo que se presenta es escalofriante. México camina firmemente hacia la barbarie total. Lo que pasa en el país, es lo más indignante, pero además la postura que asumen los tres niveles de gobierno y los tres poderes de la nación, lo es aún más pues ante la situación de emergencia nacional los funcionarios pretenden hacer como si nada estuviera pasando".

Hoy vivimos en el país, "una dictadura que utiliza el poder para aterrorizar a las mujeres y además escarmentarlas, enseñarles que su lugar y espacio está en la casa y no en la vida pública. Eso es lo que pretenden los gobiernos. La mayoría de las agresiones que hemos visto, son dirigidas a mujeres que se encausan en la lucha social. Esa es una realidad que no debemos dejar de lado".

"Quienes participan más activamente en las movilizaciones y protestas son mujeres. El que salgan a trabajar poco a poco las ha ido empoderando hasta señalar que el patriarcado es equitativo y reclaman el respeto a todos sus derechos.

Así mismo en todo el mundo y en el país se está viviendo un conservadurismo cada vez más activo" señala.

Ese conservadurismo, refiere, "es bastante impulsado por las iglesias, todas, pero además por grupos empresariales y aquellos que de una forma u otra pretenden limitar las labores de las mujeres y con ello se busca que no haya crecimiento del sector".

Hay que ver las estadísticas, señala, "pues los asesinatos de mujeres en México van en aumento, en el 2016 se registraron dos mil 813 asesinatos de mujeres que representa la cifra más alta en los pasados 27 años. Hoy la violencia contra las mujeres es un problema de gran dimensión y una práctica social extendida en todo el país" cita a los datos del Inegi.

Los números que presenta el Inegi, explica, "dejan en claro que las mujeres son asesinadas con mayor violencia y saña. Se utilizan medios que producen mayor dolor además que prolongan su sufrimiento antes de morir y sobre todo conlleva la fuerza corporal para someterlas. Esa es la realidad de las mujeres en este país en donde aún permanecen condiciones de sometimiento en contra de las mujeres".