Política

Permite Congreso a SEV esquivar tema de desvíos; pese a presupuesto no hubo logros

noviembre 22, 2017

El Congreso local y el titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Enrique Pérez Rodríguez, coincidieron en ocultar los desvíos de recursos cometidos por Javier Duarte de Ochoa en dicha dependencia, pues durante la comparecencia indicaron que no hablarían de los temas de corrupción.

Cantinflesco en sus repuestas, el encargado de la SEV admitió que ni siquiera ha investigado los desvíos de recursos cometidos por Adolfo Mota, Édgar Spinoso o Vicente Benítez y pidió que a él no le preguntaran nada sobre casos de corrupción, y mejor cuestionaran al respecto al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis).

Al comparecer ante el Congreso local se limitó a enumerar los problemas existentes en el sector educativo como obras de reparación de las escuelas, un creciente analfabetismo, magros logros en la calidad de la educación o que en la UPAV en muchos casos ni siquiera existe cárdex o expediente de los alumnos.

A pesar de que en la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha denunciado desvíos de recursos por más de 25 mil millones de pesos en la SEV, y que el propio Orfis detectó la apertura y manejo de cuentas bancarias secretas para el pago a empresas fantasma cuando Édgar Spinoso y Vicente Benítez ocuparon la Oficialía Mayor, ninguno de los diputados locales quiso preguntar al respecto.

Si acaso, la legisladora de Morena Águeda Salgado hizo un tibio cuestionamiento para saber si habría "alguna opinión" sobre las acusaciones contra ex funcionarios duartistas, a lo que hubo un discurso repetido en tres ocasiones por Enrique Pérez en el sentido de que deber ser el Orfis quien responda.

"En relación al tema de desvío de recursos, es un tema que está en manos del Orfis, es un tema de quien conduce las denuncias, ya es un procedimiento de fiscalización que está en el Orfis", expresó y agregó contrariamente: "no hablamos de carpetazos, sino de transparencia y rendición de cuentas".

De tal manera, el tema central del actual gobierno estatal como es criticar la corrupción y desvío de recursos en la SEV por parte de ex funcionarios duartistas y hoy aliados del yunismo como Vicente Benítez, fue omitido durante la comparecencia en el Congreso local.

Maestros mueren sin cobrar

Durante el desarrollo de la comparecencia fue cuestionado sobre los adeudos del seguro de retiro para miles de maestros, lo cual admitió Enrique Pérez, quien precisó que se debe una cantidad de 80 millones de pesos, incluso mencionando que han fallecido docentes sin poder cobrar.

Según el funcionario estatal, se trata de un tema que les "preocupa y ocupa", por lo cual están tratando de saldarlo, sin embargo, de inmediato justificó que las condiciones económicas de Veracruz no las mejores.

"Al fin y al cabo es una prestación que para eso propiciaron su descuento, para que tuvieran su retiro; estamos trabajando en ello con la Secretaría de Finanzas para que podamos cumplirles y seguramente seguiremos resolviendo situaciones como lo venimos haciendo", indicó.

De igual forma, comentó que tienen casos de maestros que llevan hasta cinco años impartiendo clases sin que hasta la fecha hayan podido cobrar, debido a diversos problemas administrativos y de falta de recursos.

Sin avances educativos

A pesar de tener asignado un presupuesto de más de 40 mil millones de pesos para el presente año y de resaltar que fue utilizado con honestidad, eficiencia y transparencia, el secretario de Educación de Veracruz, Enrique Pérez Rodríguez, reconoció que hay muy pocos logros en materia educativa en el primer año del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Durante su comparecencia enumeró más problemas que logros y citó como ejemplo que tras los sismos que afectaron Veracruz recibieron el reporte de mil 466 planteles con algún tipo de daño, y un par de meses después de los movimientos telúricos casi 500 escuelas aún no son evaluadas.

A la par expuso la situación de abandono de los planteles educativos y su rezago en infraestructura y detalló que de acuerdo con el último censo a las escuelas del total de centros educativos en nivel básico 59.7% no contaban con drenaje; 42.1% carecían de agua de la red pública; a 14.3% le faltaban los servicios sanitarios; 9.7% no tenía energía eléctrica y 1.4% tenía pisos de tierra.

"Esta realidad relacionada con la carencia de servicios básicos es un factor que afecta el aprendizaje de los niños veracruzanos, por eso nos comprometimos a atenderla", agregó.

En cuanto al nivel académico lamentó que los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea) evidencian que 70 por ciento de los estudiantes veracruzanos se ubicaron en los niveles más bajos en matemáticas, lenguaje y comunicación.

Por lo que respecta a los principales indicadores nacionales del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), admitió que Veracruz es una de las entidades con mayor índice de analfabetismo en el país con 8.7%.

En ese sentido indicó que sólo es superado por Oaxaca, Chiapas y Guerrero, lo que se atribuye a la falta de políticas públicas, así como a las denuncias reiteradas de la población sobre la falta de recursos para este sector.

UPAV, un desorden total

Al abordar el tema de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz y de las quejas que existen de los estudiantes y maestros en torno a esta institución, el secretario de Educación de Veracruz reconoció que es tal el desorden comparable a una "anarquía", que daba "vergüenza" al servicio público.

Debido a esto, han frenado que la UPAV siga dando clases en otras entidades del país por instrucciones directas del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, y limitándose únicamente a la entidad veracruzana.

Comentó que tan solo en Sinaloa hay cerca de 10 mil personas exigiendo un título profesional por parte de la UPAV, además que en otras entidades hay convenios con universidades particulares que ofrecen los estudios de la UPAV sólo para tramitarles los certificados.

Pérez Rodríguez dijo que la recomendación de la SEP era suspender por completo las actividades de la UPAV pero se decidió únicamente regularizar a quienes ya estaban cursando o habían egresado, aunque se detectó que era utilizada para obtener un título profesional con estudios a modo, sobre los que no existía un control adecuado.

En cuanto a la queja de que los estudiantes no han recibido su título profesional y cédula profesional, a pesar de ya haber pagado, admitió tal situación, debido a que ni siquiera había expediente de cada estudiante ni siquiera de sus calificaciones.

"Se hizo una reestructuración para poder ordenar los certificados y así esos convenios con otras escuelas se extinguieron al terminar el ciclo escolar. La UPAV ya sólo funcionará en Veracruz hasta que administrativamente esté reordenada y posteriormente se integrarán los certificados, junto con los expedientes", añadió.