Política

Frenar venta de activos de Pemex o al menos devolver Escolín a Poza Rica, pide legislador

noviembre 21, 2017

El diputado local José Kirsch Sánchez mencionó que desde el Congreso local se debe hacer todo lo posible por frenar la venta de activos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Veracruz, pues ahora todo apunta a la pretensión de poner a remate las instalaciones del complejo petroquímico Escolín, en el municipio de Poza Rica.

Recordó que cuando fue creada esa industria, el ayuntamiento de Poza Rica donó los terrenos correspondientes con el único objetivo de que ahí fuera instalada la citada planta, por lo cual no puede ser utilizada para otros fines.

De tal forma, indicó que Pemex no podría poner a la venta ese inmueble y es preferible que mejor sea devuelto al ayuntamiento de Poza Rica para que lo promueva para el asentamiento de una ciudad industrial o incluso como un parque de diversiones.

Por ello, presentó un anteproyecto de punto de acuerdo para que el Congreso de Veracruz exhorte a la Presidencia de la República a fin de que sea cancelado el proyecto de licitación para la venta de los terrenos e instalaciones del complejo petroquímico Escolín en el municipio de Poza Rica.

El diputado local explicó que Escolín fue punta de lanza en materia de producción de hidrocarburos, a la par de plantas productoras como el complejo petroquímico Pajaritos, Morelos, Cangrejera, entre otros.

Sin embargo, lamentó en los últimos años Pemex ha recurrido a la venta de los activos de este complejo petroquímico. En 2015 se pusieron a la venta equipos y componentes, por la cantidad de 44 millones 994 mil 200 pesos.

En 2015 también la venta de un lote de equipos y componentes que integraron la Planta de Etileno, por la cantidad de 53 millones 993 mil 100 pesos. El 6 de abril de 2016 fue rematado un último lote de equipos y componentes por 21 millones 120 mil 466 pesos, a favor de la empresa Pipeline Service Co. del Norte S.A. de C.V.

El legislador dijo que a Pemex no le ha importado dejar sin empleos a cientos de familias y es mejor que la empresa productiva del Estado devuelva ese inmueble al municipio, para que le saque un mayor provecho para la sociedad.

"Escolín nunca debió cerrar sus operaciones, las ganancias que se generaban permitían cubrir los costos de operación y la nómina de los trabajadores sin ningún problema", agregó.

Expuso que en la actualidad en la zona de Poza Rica se vive el desempleo, no existen fuentes de trabajo permanentes, y las pocas que hay son temporales y mal pagadas. "No estamos dispuestos a ceder esa tierra, que fue otorgada a Pemex para la instalación de ese complejo" manifestó.