Política

Invalida juez cierre del predio que Orizaba usa en Huiloapan para servicios municipales

noviembre 21, 2017

Orizaba, Ver.- El ayuntamiento pareciera que salió triunfador en el conflicto que se vive con las autoridades municipales de Huiloapan. Un juez de Control desestimó las acusaciones que se hicieron en su contra y ordenó que el Centro de Servicios Municipales fuera reabierto al no existir argumentos legales para su clausura. El alcalde Juan Manuel Diez Francos prefiere darle vuelta a la hoja y conciliar con Luis Francisco Soto Palacio, presidente de aquel municipio.

El edil orizabeño califica de "improcedente" la clausura del Centro de Servicios Municipales, "un juez de Control ordenó que se retiren los sellos, se abra este espacio y se vuelva a la normalidad de actividades. Nos notificaron por la noche que el juez habría determinado que el procedimiento aplicado por Huiloapan fue improcedente y ya están por abrir el espacio".

Ahora la medida legal va a permitir al ayuntamiento de esta ciudad hacer el retiro de los sellos, y según el alcalde, "en breve se podrá retomar la normalidad de las actividades con la recolección de basura, actividades de alumbrado, el Servicio del Transporte BUHO y los más de 50 trabajadores municipales podrán retirar sus unidades particulares, que se habían quedado al interior desde el viernes pasado", según da a conocer.

Tras el anuncio legal, el alcalde de Orizaba cambió el discurso e incluso ofreció seguir recolectando la basura de Huiloapan, "rectifico, tiendo mi mano al alcalde Huiloapan y si ellos desean seguiremos recogiendo los desechos que se generen en este municipio, somos servidores públicos y nos debemos a los ciudadanos".

Con esta medida se espera que finalice el conflicto que el pasado fin de semana estalló entre ambos municipios en el que incluso ambos alcaldes se lanzaron acusaciones, una de ellas de corrupción; el cierre del centro igual generó problemas en el servicio de recolección de basura y la aplicación en su totalidad de los programas del ayuntamiento de Orizaba, sobre todo en materia de reciclaje y separación de basura orgánica e inorgánica.

El conflicto generó problemas particulares, sobre todo porque los trabajadores y empleados del ayuntamiento de Orizaba que hacen uso de las instalaciones del centro de transferencias, tuvieron que dejar sus vehículos en el interior del inmueble todo el fin de semana pasado, lo que generó problemas ajenos al quehacer municipal.

En tanto se espera que en las siguientes horas se restablezca el servicio en las instalaciones, se liberen los camiones del servicio de limpia, los dos autobuses con los que el ayuntamiento presta el servicio municipal de pasajeros y los vehículos particulares que desde el viernes pasado quedaron encerrados por el conflicto entre ambos municipios.

Hasta este lunes, el ayuntamiento de Huiloapan no había fijado su postura oficial en torno a este caso e igual se desconoce cuál será el curso que tomará la denuncia penal que interpuso el ayuntamiento de Orizaba en contra de las autoridades de aquel municipio.