Municipios

Indigna a madre disculpa de edil por desaparición de tres jóvenes

noviembre 15, 2017

Veracruz, Ver.- Hace seis días, a Blanca Ninfa Cruz Nájera, madre de Uriel Pérez Cruz, desaparecido 19 de marzo del 2016 a manos de policías municipales con otros dos jóvenes, Luis Humberto y Jesús Alan, le avisaron que habría un desayuno para dialogar temas que tenían que ver con la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Un miembro de la Comisión de Atención a Víctimas (Conavim) le pidió que contactara a los padres de los otros jóvenes desaparecidos, ella así lo hizo.

Cuando llegó al restaurante, que se ubica alejado del centro de Papantla, se encontró con que el desayuno, se trataba de la disculpa pública que de acuerdo con la recomendación número 6VG/ 2017 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos el 29 de septiembre, debía de brindar el alcalde, Marcos Romero Sánchez a los padres de los tres jóvenes.

"Estando allá, estaba la licenciada, estaba el personal de CNDH y me dicen que ahí sería la disculpa, entonces yo replico, por qué se dice pública si no es pública, no hay medios", afirmó.

La recomendación de la CNDH indica a la letra lo siguiente: "En virtud de que en la presente Recomendación se contó con evidencias para acreditar violaciones graves a derechos humanos, consistentes en la detención arbitraria y desaparición forzada, cometidas en agravio de V1, V2 y V3, por agentes en activo de la Policía Preventiva Municipal, con la participación de una persona que, de acuerdo con las constancias ministeriales, así como de diversas testimoniales pertenecía al Cártel denominado "Los Zetas", es necesario que esa autoridad realice actos de reconocimiento de su responsabilidad y para tal efecto, el Presidente Municipal de Papantla, en su carácter de superior jerárquico, deberá ofrecer una disculpa pública institucional a los familiares de las víctimas".

Molesta, discutió incluso con los padres de los otros dos jóvenes desaparecidos, pues ellos estaban de acuerdo en que se llevara a cabo en ese lugar y circunstancias la disculpa.

Cruz Nájera notó desde su llegada, que el alcalde de Papantla y su comitiva habían llegado con antelación al restaurante y estaban tomando el desayuno.

"Me sentí muy lastimada, insignificante, revictimizada por todo esto", afirmó. Enfurecida, salió del lugar y se negó a aceptar que la disculpa se diera en esas circunstancias.

Minutos después, más calmada, Cruz Nájera volvió a ingresar, sin embargo el presidente municipal de Papantla, ya había dado indicación de que se pospusiera, debido a que tenía una reunión en la capital del estado.

"Que la gente se de cuenta que luchando se puede, y más si es por nuestros hijos, tenemos que salir a pedir justicia, y en este caso para mí, hubiera sido un logro que el alcalde se hubiera disculpado por lo de los muchachos", afirmó.

Recordó que fueron elementos de la Policía Municipal de Papantla, quienes detuvieron de manera irregular a los jóvenes y los entregaron a Los Zetas.

Se sabe que los delincuentes asesinaron a los tres jóvenes y calcinaron sus restos. Hasta la fecha, no han sido entregados a los familiares por la Fiscalía General del Estado porque aún no hay coincidencias de ADN.

En el restaurante donde se haría la disculpa pública no había personal de la Fiscalía General del Estado ni tampoco de la Secretaría de Seguridad Pública.

Para la madre de Uriel, una verdadera disculpa pública implicaba que se hiciera, por ejemplo, en el Palacio Municipal, donde el alcalde realiza el acto cívico y con la presencia de medios de comunicación.

"Queremos que sepan, que deben de salir a luchar y no se queden en sus casas llorando, porque eso es demostrar su complicidad con toda esta gente", expresó, como un mensaje para los familiares de todas las personas desaparecidas.

De acuerdo con la recomendación de la CNDH, la Fiscalía General del Estado debe continuar con la investigación del caso para esclarecer qué ocurrió con los tres jóvenes. Además de hacer un diagnóstico de las indagatorias.

El ayuntamiento de Papantla debe iniciar y resolver una investigación administrativa en contra de nueve elementos que tienen probable responsabilidad en los hechos.