Política

Alertan contra reactivación de dos proyectos hidroeléctricos

noviembre 15, 2017

Jalcomulco, Ver.- La parte alta de la cuenca del río La Antigua se encuentra en riesgo ante la posible reactivación de proyectos para la instalación de hidroeléctricas en el río Matlacóbatl, a cargo de las empresas Constanza Energética SA de CV y Perseveranza SA de CV, informó Alejandro Gallardo, integrante de Pueblos Unidos de la Cuenca Antigua por Ríos Libres (Pucarl).

Señaló que las empresas ya han comprado algunos terrenos en Tuzamapan y apenas hace un mes tuvieron una reunión con ejidatarios para hablarles sobre la reactivación de estos planes que fueron ingresados a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) desde el año 2013.

El de Constanza Energética consiste en un proyecto de hidrogeneración en la confluencia de los ríos Matlacóbatl y Tilledo, es decir, en el ejido de Tuzamapan, municipio de Coatepec, de acuerdo con el informe preventivo correspondiente (http://sinat.semarnat.gob.mx/dgiraDocs/documentos/ver/estudios/2010/30VE2010E0006.pdf)

Mientras que la empresa Perseveranza Energética SA de CV ha señalado la intención de construir una hidroeléctrica llamada Isletas, a ubicarse en los municipios de Coatepec y Xico.

De acuerdo con el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), que se puede encontrar en http://sinat.semarnat.gob.mx/dgiraDocs/documentos/ver/estudios/2012/30VE2012E0027.pdf se menciona la ubicación de la presa para la cual se analizaron los siguientes afluentes: río El Tillero (Isletas I), Coatepec, Mahuixtlán e Isleta Grande y ríos Texolo, Limón y Pintores (Isletas II) Teocelo, La Laguna, Chivería e Isleta Grande.

El activista lamentó que estas empresas sigan el mismo mecanismo de la brasileña de Odebrecht, que intentó ocultar junto con las autoridades ambientales la obra de una hidroeléctrica y una presa en Jalcomulco, "llegaron y ocultaron la compra de los terrenos y los detalles del proyectos a las comunidades", dijo.

Ante la amenaza, los ejidatarios y activistas de han organizado para resistir e impedir la llegada de estas construcciones. Advirtió que los empresarios mienten a los habitantes al decir que si ellos entran, Odebrecht ya no va llegar "el discurso es el mismo, la pavimentación de calles, empleos, escuelas a cambio del agua".

Alejandro afirmó que las condiciones actuales no garantizan nada, y los permisos están vigentes, por lo que se encuentran en alerta los ciudadanos: "Quieren hacer otra vez todo por abajo del agua, la empresas tiene página en internet no sabemos qué hacen, ni cómo operan".

Dijo que tienen conocimiento que la energía eléctrica que se generen en estas hidroeléctricas va a ir para empresas particulares como Walmart, lo que no traería beneficio para la comunidad.

En otro tema lamentó que el gobierno del estado no haya querido sostener una reunión con Pueblos Unidos ni dar una postura oficial sobre el contrato de la empresa brasileña en el río a la altura de Jalcomulco. Señaló que la llegada de la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), María de Jesús Patricio Marichuy, al pueblo viene a reforzar la lucha contra los megaproyectos que amenazan su territorio y al mismo tiempo nuevas formas de organización.