Política

Reforma endurece penas contra halcones sobre todo si son transportistas o policías

noviembre 08, 2017

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares admitió el incremento en los índices de violencia Veracruz, con lo cual justificó una reforma al Código Penal para castigar hasta con 15 años de cárcel a todas aquellas personas que fungen como "halcones" para las bandas delictivas, sanción que podría elevarse hasta 20 años en caso de ser taxistas o choferes del servicio urbano.

En la exposición de motivos, finalmente el mandatario estatal reconoce el incremento de los hechos de violencia y ante la exigencia social de brindar seguridad, es que planteó castigar con cárcel a todos aquellos que cometan delitos de espionaje contra la procuración y administración de justicia.

Por ello, justifica, es necesario analizar el marco jurídico en materia penal a fin de establecer figuras normativas que sancionen las conductas que transgreden las normas jurídicas vigentes, con el fin de salvaguardar la integridad de toda una población.

La iniciativa indica que al no encontrarse tipificada en la legislación penal, la actividad delictiva genera impunidad hacia los grupos delictivos a los que pertenecen, pese a que contribuye a la ejecución de diversos delitos que ponen en riesgo a la sociedad veracruzana y especialmente a los cuerpos de seguridad en cualquier ámbito del gobierno.

El documento expone que otras entidades federativas como Nuevo León, Puebla y Tamaulipas ya implementaron dicho tipo penal, lo que representa un precedente para el estado de Veracruz. "De esta manera, el supuesto que se propone implementar a la ley sustantiva penal circunscribe sancionar a quien ejerza el halconeo utilizando cualquier vehículo automotor de transporte público de pasajeros, incluyendo aquellos que posean características exteriores que los asemejen", agrega.

La sanción penal podría ser más grave si el "halcón" es una persona que pertenezca a cuerpos policiacos y más aún que en ejercicio de sus funciones porte o utilice teléfonos móviles, aparatos de radiofrecuencias, radiotransmisiones o cualquier aparato de comunicación para filtrar información relativa a las actividades de los cuerpos de seguridad pública y fuerzas armadas.

Los delitos espionaje contra las autoridades de justicia los cometerán quien utilice instrumentos punzocortantes, contundentes o cortantes de cualquier material que por sus resistencia dañe o impida el paso de vehículo de seguridad pública municipal, estatal, federal o de las fuerzas armadas.

También que posea, porte o utilice equipos o artectados que permitan la intervención, escucha o transmisión de datos para prácticas de espionaje, con respecto a canales de comunicaciones oficiales o privadas.

De igual forma a quien permita o consienta la instalación de antenas o cualquier instrumento de comunicación en bienes de su propiedad o posesión, con los cuales se intercepte o transmita la señal o las comunicaciones para el espionaje o halconeo.