Política

Megaproyectos de capital privado elevan tensión y violencia contra los pobladores

noviembre 03, 2017

La entrada del capitalismo con los proyectos de presas no sólo trae el despojo de tierras a campesinos y ejidatarios, sino también una violencia en las entidades en las que se pretenden establecer, porque ya no se trata de proyectos de Estado, sino de inversión privada, dijo el investigador Sergio Tamayo Flores.

El problema que se enfrentan campesinos y ejidatarios es el de despojo a tierras y ante una reubicación se enfrentan al agua, a los recursos y están modificando todo el entorno natural y ecológico de la zona, hay un impacto ecológico pero fundamentalmente social, sostuvo el académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La organización, la movilización en torno a los megaproyectos está enfocada en lo que les afecta directamente y todo esto tiene que ver con lo ecológico, pero el problema se agrava porque las presas que se pretenden instalar son del capital privado, ya no son propiedad del Estado.

Es impresionante el impacto ecológico que están teniendo todas las presas, los pozos petroleros, no sólo en Veracruz sino hay más estados con los mismos problemas y están encadenados estos proyectos, por lo que el problema grave es que se puede generar una violencia entre los pueblos.

En estos contextos es que también el gobierno puede intervenir y criminalizar a quienes estén al frente defendiendo sus tierras, a los que son opositores ante los proyectos y así ir apagando las resistencias en contra los proyectos.